La plantilla de Smurfit cuestiona la seguridad en la planta papelera de Iurreta

Trabajadores sofocan un incendio en la sala de máquinas./EC
Trabajadores sofocan un incendio en la sala de máquinas. / EC

La empresa califica de «tendencioso» un escrito divulgado por el comité. «No entendemos esta reacción. Llevamos tiempo apostando en materia de seguridad»

MANUELA DÍAZ IURRETA.

La empresa papelera Smurfit Kappa Nervión situada en el polígono Arriandi de Iurreta no atraviesa sus mejores momentos. Tras conocerse los vertidos al río Ibaizabal que se filtraban de un vertedero en desuso desde hace tres decadas que disponía la antigua propietaria de la planta, el comité de empresa arremete contra la seguridad en las instalaciones a través de un escrito divulgado a los medios de comunicación. La empresa, por su parte, asegura que se trata de un «escrito tendencioso», que obedece a una estrategia electoral de los sindicatos.

El comunicado emitido por el comité de empresa, formado por ocho representantes de ELA y cinco de LAB, detalla que el pasado mes de noviembre se produjeron tres incendios, en dos de los cuales no había agua en el sistema contraincendios. Ambos sindicatos afirman también que a lo largo del último año «se han producido numerosos accidentes e incidentes muy graves, y que no han llegado a ser mortales por un factor suerte».

En este sentido, insisten en que estos hechos fueron denunciados por los delegados de prevención del comité en «repetidas ocasiones» pero que no aparecen reflejados en las actas, puesto que a su entender la empresa trata de ocultarlos.

La precariedad laboral fue otro de los temas que sacaron a relucir. Afirman que la Inspección de Trabajo ha dictaminado cesión ilegal y que algunos empleados «se ven obligados a realizar jornadas maratonianas muy por encima de lo establecido por la ley, llegando a permanecer 24 horas en fábrica».

Certificado

El comité de empresa critica que desde la dirección se ha presionado a los empleados «que actúan de una forma responsable por la seguridad de sus compañeros» y que «con la complicidad del servicio médico» se trate de ocultar cuando sufren accidentes laborales.

Ambos sindicatos arremeten, asimismo, contra la maquinaría afirmando que las instalaciones están «obsoletas, sucias y con fugas de productos químicos potencialmente peligrosos». Asimismo, lamentan que la dirección apueste por equipos de protección individual en lugar de colectivos.

Smurfit Kappa Nervión se mostraba ayer indignada por las declaraciones que aseguran se han producido en un «escenario de elecciones sindicales». Y echan por tierra las críticas ya que insisten en que, además de los sistemas de prevención de riesgos laborales, se llevan a cabo diversas auditorías internas que conforman el certificado OHSAS 18000, centrado en crear entornos de trabajo seguros y saludables. «Llevamos mucho tiempo apostando en materia de seguridad y no entendemos esta reacción», lamentaron.

Temas

Iurreta
 

Fotos

Vídeos