Las piscinas de Durango se cierran el lunes para reparar una zona resbaladiza

MANUELA DÍAZDURANGO.

El Ayuntamiento de Durango se ha hecho eco de las continuas quejas y caídas que se han ido sumando desde que hace un mes se abrieran las piscinas al aire libre de Tabira. Por ello, el lunes cerrará la zona de baños para reparar el pavimento que se renovó antes de su apertura por un coste de 8.700 euros.

Por motivos que se están estudiando, el tratamiento antideslizante sobre 2.000 metros cuadrados se ha desgastado. Un hecho que ha provocado un importante incremento del número de caídas. Por ello, para evitarlas y dar un tratamiento efectivo, las piscinas permanecerán cerradas al baño este lunes. El resto de instalaciones, sin embargo, permanecerán abiertas de manera gratuita para que las personas puedan hacer uso de ellas.

Temas

Durango