Personas usuarias de las piscinas de Tabira reivindican un transporte público en verano

Interior de las piscinsa descubiertas de Tabira, con aforo para acoger a 1.900 personas. / M. DÍAZ
Interior de las piscinsa descubiertas de Tabira, con aforo para acoger a 1.900 personas. / M. DÍAZ

A través de una cadena de wasap instan a las interesadas a reenviar un mensaje al Servicio de Atención Ciudadana de Durango

MANUELA DÍAZDURANGO.

Con un bebé de meses y un menor de cuatro años, acudir a las piscinas de Tabira en Durango es para Nekane -nombre ficticio- una carrera de fondo. El carro, los bártulos y el de cuatro años pidiendo además que le cojan en brazos. Y si desplazarse a Tabira desde el centro de Durango es costoso, la vuelta a casa con dos menores agotados es toda una gesta. Consciente de esta situación y harta de escuchar cada año a personas usuarias y residentes la demanda de un servicio de transporte público, decidió ponerse manos a la obra y puso en marcha una cadena de wasap con el fin de que las personas interesadas reenvíen al Servicio de Atención Ciudadana del Ayuntamiento un mensaje con esta reclamación . Inauguradas en 1955, cuentan con una capacidad de 1.900 personas, y durante los meses de verano son uno de los espacios de mayor demanda en la villa.

«Es imposible aparcar en el parking y la gente mayor o con movilidad reducida no puede ir»

Nekane no entiende como una localidad de las dimensiones de Durango no cuente con un servicio de transporte interurbano para evitar los desplazamientos en coche como ocurre en Ondarroa y Bermeo, de menor población que la villa. Además, como apunta en el wasap, el plan de movilidad mostenible 2015-2025 de Durango incluye diversas iniciativas dirigidas a reducir la circulación motora por la localidad. «La mayor parte de la gente va a las piscinas en coche y es imposible aparcar en parking, y la gente mayor o con movilidad reducida que no tienen coche o no tienen nadie que les acerque, se ven obligados a quedarse en casa, es una pena», señala esta duranguesa.

Mejoras para discapacitados

Nekane lamenta que existan trabas para el colectivo de personas mayores y movilidad reducida a la hora de poder acceder a las instalaciones de Tabira, pese a la fuerte inversión que el Ayuntamiento ha llevado a cabo en las instalaciones. Hace dos años, compró una plataforma para introducir a personas con movilidad reducida en el agua, e introdujo mobiliario adecuado a sus necesidades además de adaptar los accesos a las piscinas. También se creó una zona de especial uso para personas con discapacidad física, junto al vaso más grandes cuya capacidad es de 192 personas, en la que se instaló una pérgola que les diera sombra. «De que sirve si no pueden ir», critica esta joven vecina.

Las piscinas, que permanecerán abiertas hasta el 15 de septiembre, abre de lunes a viernes: de 11.00 a 20.00 y los sábados, domingos y festivos a partir de las 10.30 horas. Desde el pasado año, con el objeto de evitar los taponamientos a la hora de entrar, Durango Kirolak amplió los lectores para los tornos para que ambos contaran con lector de ticket, tarjetas y huella dactilar. Además, los tres socorristas que trabajan en las instalaciones, cuentan con 'walkie-talkies' para poder comunicarse en los momentos de máximo aforo.

Y puesto que en el plan municipal de movilidad Sostenible 2015-2025 de Durango se habla de que la villa es «laboratorio urbano» en materia de movilidad, gracias al apoyo de subvenciones europeas, ¿por qué no apostar por mejorar la interconectavilidad entre barrios?, se pregunta Nekane.

Por otro lado, el bar de las piscinas de Tabira se abrirá el próximo miércoles, mientras que el de Landako lo hará en julio. Este último lleva cerrado desde el 28 de diciembre del pasado año. La última djudicación de la gestión hostelera de ambas instalaciones ha incluido entre las mejoras precisamente que el bar del polideportivo Landako II permanezca abierto todo el mes de julio. También se ampliará el horario de atención al público dos horas, de lunes a viernes . Abrirá a las ocho de la mañana y cerrara a las nueve de la noche, y los sábados, una hora más. Se trata de la octava adjudicación en los últimos siete años de la explotación de los bares de Durango Kirolak, en esta última ocasión tras la renuncia del anterior.

El nuevo pliego elaborado por el Ayuntamiento de Durango incluye por primera vez una serie de criterios de limpieza y oferta gastronómica, con lo que se pretende evitar que esta constante de renuncias -cinco en seis años- vuelva a repetirse.

Temas

Durango