De Pedro se casa con los Goya de fotografía

Zuriñe posa tras el ventanal donde De Pedro colgó el vestido de novia. / JESÚS DE PEDRO
Zuriñe posa tras el ventanal donde De Pedro colgó el vestido de novia. / JESÚS DE PEDRO

El reconocido artista zornotzarra se hace con la estatuilla en el apartado de bodas del prestigioso certamen internacional

YOLANDA RUIZ AMOREBIETA-ETXANO.

«¡Mira Zuriñe esta es la foto del año!». El buen ojo de Jesús de Pedro tenía claro que la instantánea que había disparado iba a llegar lejos. Así se lo transmitió en ese mismo momento a la modelo, a quién poco después pediría permiso para poder concurrir con ella a los premios Goya de fotografía, certamen internacional para profesionales creado en 1985, dos años antes de que se convocaran los galardones al cine español. En la decimaoctava edición de este concurso bianual, que hace una década se abrió también a los videos, el fotógrafo zornotzarra se hacía con la estatuilla en el apartado de bodas.

Este importante reconocimiento se suma a los alrededor de media docena que ha conseguido reunir este fotógrafo zornotzarra en los últimos añ años. El más reciente consiste en el sexto puesto que logró obtener en la final de la World Photography Cup, competición similar a unas olimpiadas, en la categoría de naturaleza, el año pasado.

La fotografía premiada con un Goya la realizó el pasado 10 de noviembre, última boda del 2019 para De Pedro, mientras Zuriñe se preparaba en su vivienda de Laukariz para trasladarse a Durango a contraer matrimonio. «Al ver el vestido, se me ocurrió colgarlo en un ventanal y situar a la novia al otro lado, en una especie de balcón, poniéndola en el punto de mira. Con ella pretendía reflejar el momento en el que se despedía de todos los recuerdos vividos en esta casa», relataba el fotógrafo.

Nada más que la imagen quedó recogida en el visor, Jesús no tuvo ninguna duda en que había logrado su objetivo. Completamente emocionado, se lo mostró al instante a su modelo. «Lo tuvo claro desde el primer momento. Es la única foto que me enseñó de las muchas que me sacó ese día. Me alegró muchísimo por él».

La joven novia destaca que el fotógrafo zornotzarra había conseguido aplacarle los nervios previos a la celebración de la boda con esta instantánea. «Me transmitía una gran tranquilidad para que disfrutara en silencio del momento emocionante que estaba viviendo y consiguió que ese sentimiento se reflejara en la fotografía. Eso es lo que más me maravilla de la imagen premiada. Jesús es todo un artista», señalaba.