Paros en Correos retrasan el reparto de envíos postales en Durango

Concentración del personal ante la oficina de Correos durante los paros que realizan de siete a nueve los lunes, miércoles y viernes. / E. C.
Concentración del personal ante la oficina de Correos durante los paros que realizan de siete a nueve los lunes, miércoles y viernes. / E. C.

Los sindicatos advierten que la plantilla intensificará las protestas contra los recortes y la falta de personal para cubrir las bajas laborales

MANUELA DÍAZ DURANGO.

La oficina de Correos y Telégrafos de Durango vivió ayer la tercera jornada de paros desde que el pasado viernes los carteros salieran a la calle para reivindicar los recortes en la plantilla y la falta de personal para cubrir las bajas laborales. Las protestas de los trabajadores están retrasando el reparto de la correspondencia, paquetería y certificados en el municipio, si bien no han afectado a la atención que se ofrece en ventanilla a más de una semana. «El retraso empieza a ser importante», apuntó ayer Kepa González, responsable de LAB en Correos Bizkaia

Las personas que se dedican a la distribución de los envíos postales soportan una «importante sobrecarga» de trabajo desde que hace dos años y medio se eliminaran dos secciones de reparto -de las 18 que existían entonces- con dos puestos fijos de trabajo y año y medio después no se diera cobertura a otros dos puestos más en la unidad de reparto tras una baja de larga duración y una jubilación que se mantienen a día de hoy sin cubrir. Y todo ello, en una población de cerca de 30.000 habitantes que crece de manera paulatina día a día, insistieron.

«En dos años y medio se han quitado cuatro puestos de una plantilla de 18 trabajadores, y al no cubrirse vacaciones o bajas este número se ve incrementado llegando a una media de tres o cuatro personas menos al mes de los 16 que conforman la plantilla en estos momentos», puntualizó Kepa González.

Desde el sindicato abertzale lamentan que se oprima al trabajador con los datos de reducción de la correspondencia cuando «a cuenta de los recargos acabamos la jornada laboral con estrés y machaque físico, día tras día»

En este sentido, González asegura que la plantilla encargada de la distribución de envíos postables han tenido un ritmo de producción «altísimo» durante meses hasta que se han «plantado» y han decidido parar los lunes, miércoles y viernes durante dos horas -de siete a nueve de la mañana- y concentrarse frente a las instalaciones en la calle Matxinestarta. «Llevamos tiempo reclamando que se cubran todas las secciones, pero ni caso». Es más, según González, «la empresa se limita a pedirnos paciencia».

Mesa de negociación

La protesta que están llevando a cabo es de carácter indefinido y, de no conseguirse un acuerdo para cubrir las secciones de reparto que Correos tiene establecidas en Durango, amenazan con intensificar los paros a lo largo de la época de mayor movimiento en el reparto de paquetería y que corresponde a los meses de entre octubre y finales de año.

Desde el sindicato LAB llaman a la dirección de Correos y Telégrafos a sentarse en la mesa de negociación porque la oficina de Durango podría ser el punto de inflexión que arrastre al resto de las disponibles en Bizkaia, ya que «todas se encuentran en la misma situación», advierten.

En este sentido, recuerdan que hace apenas dos meses se produjo un conflicto similar en Barakaldo que acabó resolviéndose después de que la empresa decidiera dar cobertura a los puestos.

Temas

Durango

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos