Las obras del Calvario obligan a cortar el tráfico en Zelaieta

Las obras del Calvario obligan a reconducir el tráfico que pasa por la BI-63336. / N. CAYADO
Las obras del Calvario obligan a reconducir el tráfico que pasa por la BI-63336. / N. CAYADO

Entre mañana y el viernes desde la rotonda de Arrankuri al cruce de Mendiola, mientras dos semáforos regulan la circulación

NAHIKARI CAYADOABADIÑO.

Los trabajos en el entorno de Calvario, que arrancaron a finales del pasado mes de julio, continúan a buen ritmo para someter a al barrio de Zelaieta a un cambio radical de imagen. La habilitación de una rotonda con la que se pretende facilitar el acceso al barrio por la plaza del Ferial desde la carretera BI-63336 causará contratiempos hasta que se concluyan las obras hacia finales de año. A partir de mañana, sin ir más lejos, el tramo del vial comprendido entre la rotonda de Arrankurri y el cruce de Mendiola permanecerá cerrado al tráfico entre las 21.00 y 6.30 horas hasta el próximo día 13.

La medida, que ha sido tomada para poder acometer los trabajos que se llevan a cabo en el entorno del Calvario, no es la única que llevada a cabo con motivo de las obras y que de alguna manera alteran el tráfico en la zona. Un sistema de dos semáforos regula desde mediados de agosto a los vehículos que circulan por la carretera BI-3336 a la altura de Abadiño.

Con estas señales luminosas se persigue que el tráfico rodado que circula en ambas direcciones entre los barrios de Zelaieta y Muntsaratz transite, de manera temporal, por un solo carril. El Consistorio abadiñarra espera poder retirar esta medida rotativa a mediados de este mes.

Circular con «precaución»

El Ayuntamiento de Abadiño, a su vez, pide «disculpas» a la población y a todas aquellas peresonas que resulten afectadas por el desarrollo de las obras. Solicitan también «precaución» a los vehículos que se ven obligados a transitar por la zona.

La construcción de la glorieta del Calvario forma parte de los trabajos de rehabilitación que cambiarán por completo el entorno del Ferialeku, donde se contempla el ensanchamiento de las aceras, la eliminación de barreras arquitectónicas y la remodelación del pavimento.

Todas estas reformas cuentan con un presupuesto de 1,6 millones de euros. Los trabajos servirán también para habilitar espacios libres para la organización de posibles eventos socioculturales. El aparcamiento situado al extremo norte de la plaza se conservará y en él se reservarán dos plazas para personas con movilidad reducida.

Junto al parking, además, se ubicará una de las dos columnas de contenedores de la zona. Las actuaciones también se centrarán en renovar la iluminación, las redes de saneamiento de pluviales y fecales, así como las canalizaciones de servicios y el mobiliario urbano, entre otros trabajos.