Navarro se compromete a mantener los plataneros del Ferial si están sanos

Plataneros que se prevén retirar en la plaza del Ferial. / N. CAYADO
Plataneros que se prevén retirar en la plaza del Ferial. / N. CAYADO

El alcalde de Abadiño asegura en el pleno que, si se confirma el nuevo informe de la ciudadanía, se ejecutará el plan de peatonalización con los árboles en la plaza

NAHIKARI CAYADO DURANGO.

«Nuestra idea siempre fue mantener los árboles del Ferial», expresó el alcalde de Abadiño, José Luis Navarro, ante la moción presentada en el pleno del martes por EH Bildu para pedir que se mantengan los plataneros en el plan de peatonalización de este céntrico entorno de Zelaieta. La decisión de talarlos partió del resultado del informe encargado, a propuesta de la oficina técnica del Ayuntamiento. «Nos dijeron que las ramas podrían caerse encima de cualquier persona en cualquier momento, y a pesar del daño moral que todos sentíamos por la retirada de los árboles, no podíamos correr ese riesgo», aclaró el primer edil de la anteiglesia.

Ante la «desagradable sorpresa» que Navarro aseguró llevarse entonces, el panorama ha dado un giro radical tras las movilizaciones de la ciudadanía. El estudio encargado por este colectivo a un ingeniero de la empresa Doctor Árbol confirma el buen estado en que se encuentran los plataneros de la plaza del Ferial. Es por ello que el alcalde abadiñarra dio a conocer en la última sesión plenaria de esta legislatura que el Ayuntamiento tratará de resolver las dudas generadas ante los dos contradictorios informes.

«Pequeño alivio»

Como primer paso, el regidor adelantó que el próximo lunes tiene previsto mantener una reunión con el ingeniero contratado por el colectivo vecinal. «Si el informe realizado por este técnico es correcto, le pediré que realice uno para el Ayuntamiento. Así que es probable que los árboles se mantengan», aseveró José Luis Navarro.

El portavoz del PNV, que gobierna en coalición con elGrupo Independiente en esta legislatura, añadió que su partido «tampoco tenía interés en quitar los arboles» en el proyecto de reurbanización del centro neurálgico de Zelaieta.

Las declaraciones de ambos grupos fueron interpetadas como «un pequeño alivio» para la oposición. Pese a que los dos grupos que conforman el equipo de Gobierno local se mostraron partidarios de dejar los árboles en donde se encuentran si el informe es favorable, la moción presentada por EHBildu fue rechada. Los representantes del Grupo Independiente y del PNV se mostraron acontrarios a paralizar el proyecto de reurbanización y a volver a abrir un proceso participativo, tal y como planteó el grupo liderado por Mikel Urrutia.

«Queréis que dejemos de poner en marcha la reurbanización y que empecemos de cero, y no estamos a favo», matizó el portavoz jeltzale Eneko Etxebarria. En su opinión, el proyecto ya ha sido demorado más de lo previsto y el vecindario ya tuvo ocasión de participar en él a través de los procesos participativos que se llevaron a cabo antes de realizar el diseño.

Urrutia, por su parte, se mostró crítico con ambos grupos: «El pueblo no sabía nada ni del informe ni de que ibais a echar los árboles, fue gracias a la charla que organizamos como la gente se enteró, se asustó y se ha tenido que buscar la vida para que os replantéis la retirada».