75 muertes, 40 presos y 10 esclavos

Mikel Diego, adjudicatario de la beca, junto a representantes municipales y de Lamunarrieta 1937. / AYTO.
Mikel Diego, adjudicatario de la beca, junto a representantes municipales y de Lamunarrieta 1937. / AYTO.

Primeras cifras que ha obtenido Mikel Diego Barajas, miembro de Aranzadi y ganador de la beca para investigar los efectos de la represión en Elorrio

MANUELA DÍAZ ELORRIO.

Pese a que le acaban de conceder la beca, el historiador Mikel Diego Barajas ya ha conseguido los primeros datos sobre la represión que sufrió Elorrio entre los años 1936 y 1946. Según este miembro de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, organización que ha documentado miles de casos por todo el estado, solo con una pequeña incursión en el archivo eclesiástico de Derio, en el provincial y en el archivo histórico de Euskadi, Elorrio registró, al menos, 75 asesinados, 40 presos y 10 esclavos. Unas cifras que, según vaticina, «aumentarán» a medida que vaya avanzando la investigación impulsada por el Ayuntamiento de Elorrio y la asociación Laumunarrieta 1937

Cimentará su trabajo en las garantías de Justicia, Verdad y Reparación. Por ello, no solo investigará las vulneraciones de derechos humanos cometidas en Elorrio, sino que pondrá nombres y apellidos a dichas víctimas. Para todo ello, contará con la ayuda de la Universidad del País Vasco.

Además de la investigación documental, el historiador recopilará testimonios de diferentes testigos de la época para profundizar en otras represiones que no fueron documentadas. «A través de los archivos es casi imposible documentarnos sobre, por ejemplo, las mujeres que fueron obligadas a trabajar sirviendo en casas ajenas o a las que cortaron el pelo y las pasearon por el pueblo como trofeos».

Según recordó, debido al frente de Intxorta, Elorrio fue durante algún tiempo la frontera del bando republicano y eso lo convirtió en puerta de entrada para los refugiados que huían de territorio bajo ocupación fascista. Un hecho que produjo situaciones llamativas, como la constitución del Ayuntamiento de Mondragón en el exilio en una casa elorriarra, ya que los portavoces municipales tuvieron que huir de su pueblo y se refugiaron en la villa.

Asociación abierta

«En Elorrio hay mucho que trabajar en torno a la Memoria Histórica y cada día son menos quienes pueden recordar lo que de verdad pasó», apuntó la alcaldesa Idoia Buruaga que abogó por la responsabilidad municipal de mantener viva la memoria. Según la alcaldesa de EH Bildu, «revivir la Memoria Histórica ha sido uno de los retos de esta legislatura para el actual equipo de gobierno».

Coincidiendo con el 80 aniversario del bombardeo de Elorrio el pasado año, rescatar la memoria histórica de la villa ha vivido un empujón. No solo por la creación de la asociación Laumunarrieta 1937 sino por otras iniciativas como el homenajear a las víctimas del bombardeo, recoger los testimonios, organizar visitas guiadas con las escuelas o charlas. Asimismo, el concejal del área social, Txus Arrieta, animó a los elorriarras a unirse a esta asociación.

Temas

Elorrio

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos