La lluvia bendice la feria de San Blas de Abadiño

Una mujer acaricia a un ternero ante la mirada de su hijo. /Ignacio Pérez
Una mujer acaricia a un ternero ante la mirada de su hijo. / Ignacio Pérez

La localidad del Duranguesado se ha engalanado para festejar la feria de San Blas y los aguaceros no han detenido a nadie

EL CORREO

Hay un gesto que se repite sin cesar los días previos a la celebración de un mercado. Organizadores, baserritarras o público en general, todos miran al cielo. Las precipitaciones suelen augurar una menor afluencia de gente, lo que perjudica los negocios; y además, empañan los espectáculos y remojan la juerga. Nada de eso ha ocurrido este domingo en Abadiño. La localidad del Duranguesado se ha engalanado para festejar la feria de San Blas y los aguaceros no han detenido a nadie.

Miles de personas han acudido a la tradicional fiesta de San Blas y el alcalde, José Luis Navarro, también ha querido expresar su satisfacción por la gran asistencia que ha registrado este certamen, que ha contado con 120 puestos agrícolas y artesanos y cerca de 250 cabezas de ganado.

En el concurso de ganado, los premios han sido para Aitor Bilbao e Ibon Lasuen; el primero se ha llevado el galardón a la mejor ternera (300 euros) y a la mejor vaca, mientras Lasuen se ha hecho con los premios al mejor ternero (300 euros) y al mejor lote de ganado local (300 euros).

Además de los puestos agrícolas y de ganado, se han instalado en Abadiño 19 puestos de rosquillas, 7 de talo, 12 de viveristas, 17 de maquinaria agrícola y 6 de distintos artículos como útiles de madera, ferretería y guarnicionería, entre otros.