La Mancomunidad reparte 108.000 euros en ayudas sociales, deportivas y al euskera

M. DÍAZ ABADIÑO.

La Mancomunidad de Durango acaba de abrir el plazo para solicitar las subvenciones que otorgará a los colectivos que trabajan en las áreas de euskera, bienestar social y deportes. Las entidades que quieran participar en el reparto de los 108.000 euros asignados en este concepto tienen de plazo hasta final de marzo para presentar sus solicitudes en la sede que el organismo supramunicipal cuenta en la casa torre de Astola en Abadiño.

El área de Bienestar Socia volverá a contar este año con 50.000 euros para repartir entre los distintos colectivos demandantes. El 60% de las subvenciones irán destinadas a entidades sin ánimo de lucro que promocionen la integración social de personas con discapacidad intelectual. Las asociaciones que aspiren a estas ayudas deberán fomentar la autonomía de personas con discapacidad intelectual a través de actividades deportivas o de ocio.

Se atenderá también a los proyectos de acompañamiento a personas con discapacidad intelectual a través de monitores que den un respiro a las familias de personas dependientes. El 40% restante irá a parar a planes de cooperación al desarrollo y estancias temporales de menores de poblaciones desfavorecidas o países en desarrollo.

El área deportivo contará con 1.000 euros menos que el año pasado en las actividades desarrolladas en el trinquete de Abadiño. El volumen total dirigido a los clubes o entidades sin ánimo de lucro con programas deportivos en sus instalaciones se eleva a 47.000 euros. En esta sección se destinarán 7.000 euros para el velódromo de Berriz y 40.000 euros para la pista de atletismo de Landako en Durango.

Por último, al área de euskera se reservan 11.000 euros. El organismo destina un año más 3.000 euros para ayudar a comercios, establecimientos hosteleros y pequeñas empresas del ámbito de servicios de hasta 50 empleados en la colocación de rótulos y páginas web en euskera para de euskaldunizar el paisaje lingüístico de la comarca. El importe máximo de cada destinatario será de 500 euros. Los otros 8.000 euros se invertirán en entidades o asociaciones que promuevan el euskera en el ámbito de la transmisión familiar, socioeconómico, ocio y deporte, actividad cultural, medios de comunicación, tecnologías de la información y la comunicación, y sensibilización y motivación.