La Mancomunidad inyecta 100.000 euros a las ayudas de emergencia

MANUELA DÍAZ ABADIÑO.

La Mancomunidad de la Merindad de Durango aprobó en la última sesión plenaria la concesión de 100.000 euros de su remante a las Ayudas de Emergencia Social (AES). La cantidad se suma a los 450.000 euros que aporta el Gobierno vasco al órgano supramunicipal para dicho fin. Según reconoció el presidente del ente mancomunado, Aitor López, «nuestro objetivo es que nadie se quede sin ayuda y por eso seguiremos financiando todas en la medida en que podamos» y paliar el número de familias en riesgo de exclusión social. La medida se adoptó por unanimidad.

Pese a que cada año se incrementan por estas fechas las ayudas, el número de demandantes apenas ha variado con respecto al pasado año. Entonces se tramitaron un total de 767 ayudas de emergencia social, 51 más que en 2016. Y en este sentido, una de cada cuatro perdonas que solicitaron estas ayudas en el Duranguesado era pensionista.

La precariedad de las pensiones, que en el caso de las viudas -uno de los colectivos más castigados- en ocasiones no alcanza los 600 euros, hace que, en muchos hogares, sea complicado llegar a fin de mes.

Pobreza energética

El perfil del perceptor de estas ayudas en la comarca es el de una mujer, que necesita el dinero para hacer frente al pago de la vivienda, sea en alquiler o para ayuda de la cuota de la hipoteca, o para el pago de facturas de la luz.

Junto a estos 100.000 euros, Gobierno vasco aportará otros 120.000 euros de su fondo de compensación que revertirán en la Mancomunidad de Durango. Y es que solo en sufragar gastos derivados de la pobreza energética como son los gastos de suministro eléctrico, de gas u otro tipo de combustible de uso doméstico, el pasado año se gastaron un total de 146.537,4 euros. Esta cifra representa el 21,23% del total de las ayudas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos