Malestar por el retraso de las obras en el campo de fúlbol de Abadiño

El club denuncia las «dejadez» del Ayuntamiento y las molestias que genera a sus dieciocho equipos

NAHIKARI CAYADO ABADIÑO.

La renovación del campo de fútbol de Abadiño se está alargando más de la cuenta. El club de la localidad denuncia la «absoluta dejadez por parte de los responsables del Ayuntamiento como de la empresa adjudicada de la obra, ya que en los tres últimos meses no han trabajado ni tres semanas». En este sentido, hacen hincapié en que el césped artificial tenía que haber estado instalado entre septiembre y octubre, así como el hecho de que todavía no haya salido a concurso público la construcción de los nuevos vestuarios.

Pese a reconocer que las inclemencias del tiempo pueden retrasar la obra, aseguran que ha sido la reiterada «excusa» de los responsables de la obra cuando «en muchas ocasiones se podría haber hecho algo y no se ha hecho nada». Esta demora está teniendo gran repercusión tanto para los jugadores como para sus progenitores, socios o simpatizantes del club, que ha pasado de tener 12 equipos a 18. Incremento que se llevó a cabo ante el compromiso del Ayuntamiento de que «habría un campo de hierba artificial para septiembre u octubre». Finalmente, por razones burocráticas, la conclusión de las obras se demoraron hasta noviembre.

Para que los equipos pudiesen entrenar durante el periodo de tres meses que en un principio se preveía que durarían las obras, se acordó que los entrenamientos se llevarían a cabo en el colegio Jesuitak de Durango. Los partidos, en cambio, se desarrollarían en el campo Txolon de Amorebieta-Etxano.

Transcurrido el plazo de ejecución determinado para ejecutar el proyecto, Abadiño sigue sin ver el nuevo campo de futbol. «Los padres y madres de los equipos que se están teniendo que desplazar a Jesuitak a entrenar siguen teniendo que asumir el coste del aparcamiento de la OTA, al igual que los equipos que se desplazan a Txolon cada fin de semana a disputar sus partidos como locales», reprochan. Desde el club agradecen el sacrificio y la paciencia de todos sus integrantes porque «son los que están teniendo que sufrir las consecuencias de esta mala gestión».

Desde el Ayuntamiento de Abadió, por su parte, rehusaron responder a las críticas vertidas desde el club de fútbol de la localidad.