El PNV no llega a acuerdos para gobernar Durango pero presentará candidatura

Mireia Elkoroiribe se enfrentará a Ima Garrastatxu, de EH Bildu, que ultima un pacto con Herriaren Eskubidea

YOLANDA RUIZDURANGO

El PNV de Durango asegura que, pese no haber visto «ninguna voluntad de acuerdo» con el resto de partidos, salvo el PSE, no desiste de poder alcanzarlo. Es por ello que advierte que mantiene «abierta la puerta a la negociación» hasta el sábado, que se desarollará el pleno de investidura. Pase lo que pase el grupo jeltzale anuncia también que presentará a Mireia Elkoriribe como candidata a la Alcaldía de la lista más votada.

El grupo jeltzale, que mantiene ocho representantes en la nueva Corporación, inició el pasado día 3 las conversaciones con los dos representantes del PSE, grupo con el que ha gobernado en esta legislatura, así como con EH Bildu, que también seguirá con siete ediles, y Herriaren Eskubidea, que ha escalado posiciones con cuatro integrantes, uno más.

Sin embargo, tan sólo ha encontrado voluntad de acuerdo con el grupo socialista en las líneas de trabajo centradas en el desarrollo del proyecto urbanístico en los terrenos liberados tras el soterramiento del trazado ferroviario y la consulta, así como en la mejora de la calidad del aire y de los sevicios sanitarios. El grupo jeltzale planteó a todos los grupos abordar la movilidad sostenible, incluyendo aparcamientos, además de apostar por desarrollar las políticas municipales en infancia, adolescencia y juventud. El gobierno participativo constituye el tercer eje del PNV, que confía en «llegar a acuerdos para un gobierno estable que haga avanzar a Durango en los próximos cuatro años».

Así pues, Mireia Elkoroiribe se enfrentará en el pleno del sábado, cuya hora aún no se ha dado a conocer, a Ima Garrastatxu para tomar el bastón de mando del Ayuntamiento, en manos del grupo jeltzale en las últimas cuatro décadas. La coalición, segunda fuerza en la Corporación, ultima las negociaciones para conseguir la mayoría absoluta junto a Herriaren Eskubidea. Entre ambos suman 11 de los 21 ediles que integran la Corporación.

Mientras el PNV se enfrenta a perder el poder que ha ostentado durante cuatro décadas en Durango, aspira a recuperar el poder de la Mancomunidad, que la coalición soberanista le arrebató en esta última legislatura con el apoyo de las coaliciones avaladas por Podemos, y del Ayuntamiento de Abadiño Los Independientes tienen la llave y aseguran que mantienen las negociaciones con los jeltzales y EH Bildu, la lista más votada.

Temas

Durango