Iurreta agradece el legado de Juan Orobiogoitia para escolarizar el pueblo

Baile de honor a Orobiogoitia en el solar de la antigua escuela. / N. C.
Baile de honor a Orobiogoitia en el solar de la antigua escuela. / N. C.

«Un buen hombre que se fue a Perú, pero que siempre llevó a los iurretarras en su corazón»

NAHIKARI CAYADO IURRETA.

«Nos encontramos aquí hoy, en el mismo lugar donde se encontraba el colegio que fue posible gracias a Juan Orobiogoitia. Un buen hombre que se fue a Perú, pero que siempre llevó a Iurreta y a los iurretarras en su corazón». Con estas palabras de agradecimiento comenzaba el homenaje póstumo que la anteiglesia rindió ayer a este comerciante para honrar su memoria en el 300 aniversario de su nacimiento. Fueron decenas las personas que se acercaron a la plaza Aita San Miguel para recordar a Orobiogoitia. Lo hicieron bajo el roble y junto a la placa que fueron colocados en su honor por el alumnado del instituto que lleva su nombre durante el curso 2001-2002, al cumplirse 200 años de la implantación de la primera escuela con el legado que donó.

«Desde el instituto estamos muy agradecidos a Orobiogoitia porque dejó una parte del testamento para que el pueblo de Iurreta se escolarizase. A día de hoy, el municipio está recogiendo los frutos de esta acción, ya que un pueblo tan pequeño como este cuenta con varios centros de educación gracias a él», apuntó Asier Ibarretxe, profesor de historia en el instituto Juan Orobiogoitia.

Y es que este comerciante iurretarra no solo ayudó a la creación de la Escuela de Primeras Letras, sino que lo hizo con criterios adelantados para la época, «donde se recalcaban las condiciones laborales, las vacaciones y se exigía que los profesores debían tener origen euskaldun», recordó Ibarretxe.

La presidenta de Gerediaga, Nerea Mujika, quiso aprovechar la ocasión para agradecer también a José Mari Uriarte que fuera el que impulsó en 1997 que se otorgara al instituto el nombre del iurretarra que emigró a Perú. «Acertó por completo. Una persona que hizo tanto por el pueblo tiene que estar en la memoria de los iurretarras», enfatizó.

El acto de la conmemoración de la efeméride se culminó con una charla del historiador Xabier Lamikiz tras el baile de honor en el espacio que ocupó la antigua escuela en la plaza.

Temas

Iurreta

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos