LA CLAVE

Islas verdes de 'quita y pon' sustituirán a los contenedores soterrados en Durango

Kanpatorrosteta, 'la plaza de la basura', servirá de prueba piloto a las nuevas isletas verdes. / Y. RUIZ
Kanpatorrosteta, 'la plaza de la basura', servirá de prueba piloto a las nuevas isletas verdes. / Y. RUIZ

El Ayuntamiento se reunirá con el colectivo vecinal del casco viejo para poner en marcha la prueba piloto en Kanpatorrosteta

MANUELA DÍAZDURANGO.

'La plaza de las basuras', nombre por el que se conoce a Kanpatorrosteta, espera pasar a la historia en breve. El espacio emplazado en la trasera de la basílica de Durango y que cuenta con media docena de contenedores soterrados en el centro se plantea como uno de los seis lugares elegidos para ubicar las denominadas 'islas verdes', contenedores de 'quita y pon' que se instalan al atardecer y se retiran de madrugada. El Ayuntamiento iniciará este otoño la colocación de estas infraestructuras móviles como solución a las continuas averías de los soterrados instalado en 2005. En estos momentos se encuentran precintados desde hace días varios depósitos en Sasikoa, Zumalakarregi, Kanpatorrosteta y San Agustín.

La iniciativa forma parte del nuevo contrato de basuras que el Ayuntamiento firmó a finales de la pasada legislatura con Cespa por más de 33 millones de euros para los próximos doce años. No obstante, desde el Consistorio advierten que antes de iniciar este proceso se reunirán con la asociación vecinal del casco viejopara «llegar a un consenso». Será una prueba piloto para valorar su idoneidad.

Las estructuras móviles aglutinarían diferentes contenedores para orgánico, papel o vidrio y serían transportados, instalados y retirados por un vehículo eléctrico a diaro, en las zonas donde se ubican los soterrados o en lugares próximos aún por determinar. Con esta medida se trata de solventar la problemática de unos contenedores que con gran frecuencia sufren averías, motivo por el cual se están retirando en varios municipios.

La red de contenedores móviles se reubicarán en agosto para optimizar el recorrido de los camiones

El nuevo contrato de limpieza conlleva, entre otras mejoras, la posibilidad de retirar y sellar los soterrados. Quitarlos supondría 10.000 euros a coste de la contrata. Si se optara por poner otros soterrados con un único sistema -y no tres como en la actualidad- ascendería al millón de euros. El Ayuntamiento en principio se decanta por taparlos y colocar isletas móviles.

Reubicación en agosto

El próximo mes de agosto se procederá también a la reubicación de la red de contenedores móviles de la localidad para optimizar el recorrido de los camiones y mitigar molestias a la ciudadanía. Fuentes municipales detallan que se trata de una primera prueba para analizar los pros y contras de la nueva ruta diseñada, siguiendo unos patrones de sostenibilidad, ahorro energético y reducción de niveles de ruido. La idea es congregar los contenedores de reciclaje en islas para que las personas usuarias tengan a mano en un mismo espacio todas las opciones posibles de recogida de residuos. Estas se instalarán en Ermodo o Magdalena, entre otras zonas.

Si bien los 339 contenedores de residuos sólidos y de papel-cartón fueron lo primero que se renovó, faltaría por sustituir la maquinaria. Una vez se ejecute, se procederá a cambiar el horario de recogida que en la zona centro, donde se pasará de una a dos veces por día y contará con un servicio de repaso de tarde para el barrido y vaciado de papeleras de lunes a sábado. Asimismo, en las zonas circundantes al centro se llevará a cabo la limpieza a lo largo de los siete días de la semana.

a asociación vecinal Durangoko Alde Zaharra (DAZ) siempre se ha mostrado crítica con el sistema de contenedores soterrados que se instauró en Durango en 2005. Las continuas averías y los problemas de malos olores no han hecho más que ratificar su queja. «Han sido un fracaso desde el minuto uno, por eso no entendemos cómo se han seguido poniendo en otras zonas, como San Agustín, Ezkurdi, Sasikoa o San Fausto», manifiestan desde el colectivo. «Aquí todo ha salido torcido», porque en opinión de DAZ no se previó el alto coste de mantenimiento.

En cuanto a las isletas de 'quita y pon', DAZ no se muestra del todo convencido. Aluden a una falta de información por parte del Ayuntamiento,con el que esperan reunirse en breve para abordar el tema. «Antes de plantear alternativas a los soterrados hay que sentarse a hablar», aseguran. En este sentido, se preguntan ¿cuántos contenedores se necesitan para sustituir el volumen de un soterrado?, ¿qué horarios?, ¿dónde se instalarán las isletas?... Una batería de preguntas en las que también incluyen el coste, para evitar que se repita la historia que parece echará por tierra a los soterrados.

Temas

Durango