Intercambio de arte en la sala Ezkurdi de Durango

M. DÍAZ DURANGO.

La sala de exposiciones Ezkurdi de Durango inauguró ayer la muestra '...desde los talleres de Ibaigane', integrada en el programa de intercambio de la asociación artística del Duranguesado y el almnado de los talleres de Basauri en ibaigane. Una muestra heterogénea que se desliza entre el colorido y luminosidad de Luis Redondo, la fantasía cósmica de Yolanda Ornos, el realismo terroso del tercer mundo de Toño de la Hoz y las cerámicas de Elsa Novelle y Benjamín Mozo. Se trata de la primera visita a Durango de un colectivo que supera las tres décadas de vida y que permanecerá abierta al público hasta el próximo día 5 de mayo.

Los cinco artistas que recalan en la villa muestran un ecosistema artístico muy diferenciado. Con estilos y temáticas diferentes se han unido para crear un «proyecto común» que acaba de ser expuesto durante un mes en la Torre de Ariz de Basari. «La propuesta es un reflejo de la actividad que se lleva a cabo en los talleres de Basauri en Ibaigane y su planteamiento dignifica enormemente el trabajo de la creación artística», explicaron desde el colectivo.

Pinturas y esculturas

La exposición reúne una veintena de óleos centrados en la pintura figurativa y realista de Toñi de la Hoz y Luis Redondo y con un perfil fantástico que aporta Yolanda Ornos. Junto a ellos, una docena de esculturas muy diversas. Benjamín Mozo apuesta por piezas de pequeño formato en los que trabaja la geometría y la idea de cuenco y jarrón, mientras que Elsa Novelle nos traslada hacia un mundo de fantasía a través del barro.