Instan a que el parque de Ermodo se abra a la ciudadanía de Durango

Zona de ocio municipal en el centro de Durango que permanece cerrada al público. / Y. RUIZ
Zona de ocio municipal en el centro de Durango que permanece cerrada al público. / Y. RUIZ

EH Bildu asegura que este espacio municipal, sitiado por varios edificios, cuenta con bancos y papeleras

MANUELA DÍAZ DURANGO.

Durango suspende en espacios verdes. Si la Organización Mundial de la Salud (OMS)advierte de que la cantidad mínima de espacios verdes es de 10 y 15 metros cuadrados por personas, en la villa apenas se llega a los 8. Un hecho que ha levantado las alertas entre la ciudadanía y partidos. EH Bildu pedirá en el próximo pleno la apertura del parque de Ermodo para avanzar hacia la sostenibilidad ambiental y cubrir una demanda vecinal.

«En el pueblo hay una falta de espacios en los que la población pueda estar tranquila y relajarse», agrumentan desde la coalición. Esta problemática se acentúa, en su opinión, en el barrio de Magdalena, donde la ciudadanía mostró recientemente su malestar por el acuciante tráfico y la falta de espacios de recreo. En este encuentro se apostó por la apertura del parque que se ubica en el centro de varios bloques de vivienas con entrada por las calles Ermodo, Tronperri y Juan Antonio Abasolo.

Cierre por la noche

El parque, permanece sitiado por edificios que han ido levantándose en torno a un terreno municipal convertido a la postre en parque y que cuenta con bancos y papeleras pero que nunca ha abierto sus puertas al público. Con el objeto de ganar zonas de recreo sin tener que tirar de las arcas municipales, EH Bildu apuesta por la reutilización de este espacio «muerto de risa» durante cerca de dos décadas. Una propuesta que llevan años reivindicando y que cuenta con el beneplácito de los residentes en la zona, siempre y cuando se respete un horario, que implique el cierre por la noche para evitar actos de vandalismo.

En el próximo pleno se solicitará a la Oficina Técnica que haga un análisis de las razones que llevaron al cierre del parque y plantee soluciones para hacerlas frente. «Una vez realizado el estudio, el Ayuntamiento convocará una próxima reunión en el barrio de Magdalena para recabar la experiencia de la vecindad y platear las condiciones de apertura», apuntaron.

La coalición soberanista asegura que, «en lo que a zonas verdes se refiere, vivir en Durango no es saludable». Teniendo en cuenta el crecimiento demográfico y de urbanizaciones previsto para los próximos años, la problemática empeora y se relega los espacios verdes y de relax a las afueras de la villa y no de manera «equilibrada».

Temas

Durango

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos