Instan a que se cubra el velódromo Marino Lejarreta de Berriz

Velódromo Marino Lejarreta de Berriz. / IGNACIO PÉREZ
Velódromo Marino Lejarreta de Berriz. / IGNACIO PÉREZ

«No se puede utilizar los días de lluvia ni cuando hace muchísimo frío porque hay zonas que se quedan heladas», advierten

NAHIKARI CAYADO BERRIZ.

«En Bizkaia tenemos frontones, canchas de baloncesto o campos de fútbol cubiertos. ¿Qué pasa con el ciclismo, es que si llueve no podemos practicar deporte?», reprocha el durangués Agustín Ruiz Larringan, presidente de la Federación vizcaína de ciclismo. Cansado de que quienes practican esta disciplina tengan que acudir a los velódromos de otras provincias para practicar, ha iniciado una recogida de firmas para solicitar que se cubra el velódromo Marino Lejarreta de Berriz.

La petición había recabado hasta ayer 1.345 firmas en la plataforma change.org, donde se colgó la iniciativa el pasado martes. «Es un toque de atención para que las instituciones lo estudien a fondo. Ya es hora de que alguien tome cartas en este asunto», señala Agustín Ruiz.

El presidente de la Federación vizcaína de ciclismo asegura que esta petición lleva más de una década sobre la mesa con el fin de poder garantizar la seguridad de los jóvenes ciclistas de base durante los cortos días de invierno y poder organizar competiciones de pista. «Hay un grupo de infantiles, cadetes y juveniles que usan el recinto habitualmente, pero como pueden hacerlo durante el invierno, por lo que carecen de una asiduidad en su programa de entrenamientos», lamenta el máximo responsable del ciclismo federado en la provincia.

Por si esto fuera poco, la falta de cubierta de las instalaciones mancomunadas ya ha obligado al traslado de algunas pruebas a causa de la climatología tan típica en la zona, como es el caso del Trofeo Bizkaia que debía haberse disputado en la anteiglesia, pero que se tuvo que trasladar a otra localidad. «No solamente no se puede utilizar los días de lluvia, que también, sino que cuando hace muchísimo frío, hay zonas del velódromo que se quedan heladas porque no les da el sol y puede ser muy peligroso», detallan.

Es por ello que esperan recabar las 1.500 firmas que precisan ahora para poder avalar la petición de que se cubra el velódromo, «un medio muy bueno para que los ciclistas adquieran una técnica que les sirve para otras modalidades», matizan desde la Federación vizcaína.

Temas

Berriz