Instalarán unos chips en los contenedores de Durango para conocer si están llenos o sucios

Nueva isleta de contenedores reubicados en la calle Gallanda de Durango. / NAHIKARI CAYADO
Nueva isleta de contenedores reubicados en la calle Gallanda de Durango. / NAHIKARI CAYADO

MANUELA DÍAZDURANGO.

Las nuevas tecnologías llegan a la basura. Los nuevos contenedores de Durango instalarán a partir de octubre unos chips que permitirán saber cuándo están llenos, sucios o rotos. Este sistema permitirá «reducir aún más el impacto acústico entre los vecinos, optimizar el recorrido» y acelerar las reparaciones en el caso de avería. Este chip, que funciona con tecnología NFC, la misma que se utiliza para hacer pagos con el móvil o para acceder a los gimnasios con la pulsera, permite recoger todo tipo de información o incidencias sobre el estado de los depósitos e incorpora un GPS que controla el nivel de llenado y el momento de vaciado.

La medida es una de las mejoras que se aplicarán este otoño como parte del nuevo contrato de limpieza viaria y recogida de basuras del Ayuntamiento, que entró en vigor el 8 de abril. Medio centenar de vecinos cuestionaban el miércoles la ubicación de las nuevas islas el pasado mes de agosto. En el encuentro se informaba sobre la puesta en marcha del quinto contenedor en noviembre, así como la recogida selectiva en comercios del casco viejo en octubre y las isletas móviles que sustituirán a los contenedores soterrados dentro de dos meses.

El equipo de gobierno anunció también en el encuentro vecinal del miércoles que estudia realizar la recogida en horario matinal para evitar molestias nocturnas. No obstante, desde el equipo de gobierno apuntaron que queda estudiar el impacto que supondría esta medida en el tráfico rodado. «En las nuevas ubicaciones hemos evitado que se emplacen en calles principales, por lo que creemos que podría ser viable una recogida a las mañanas», señaló Aritz Bravo, de EH Bildu.

Reordenar Kanpatorrosteta

La recolocación de depósitos no ha gustado a todos. Muchos vecinos mostraron su malestar durante la cita que se alargó hora y media. Hasta allí llegó el malestar de residentes de Montevideo, Ollería y José María Altuna por la concentración de isletas en pocos metros, una situación similar a la de Konbentukalea. A la demanda de los primeros ya se buscaba ayer una nueva reubicación, pero las tres isletas entre la plaza de la Herriko y el colegio San Antonio tendrán que esperar a que se instalen la media docena de contenedores de quita y pon en el casco viejo en noviembre. «Buena parte de los problemas que se generan en Konbentu podrían corregirse entones, sin embargo, primero tendremos que reunirnos con los residentes del casco viejo en octubre», informó Bravo.

La plaza de Kanpatorrosteta volvió a salir a la palestra. Sin embargo, su problemática tendría los días contados ya que el Ayuntamiento estudia reorganizar la plaza una vez que se retiren los contenedores soterrados. Caueon quejas sobre el emplazamiento de algún contenedor frente a una casa unifamiliar, o el de Alluitz, demasiado cerca de un paso de cebra.

El equipo de gobierno aclaró que con la reubicación solo se han eliminado cuatro plazas de aparcamiento para instalar 732 contenedores, 111 más que con el anterior contrato, que pueden recoger un 30% más de volumen de basura.

Temas

Durango