Herriaren Eskubidea insiste en que sea la ciudadanía de Durango la que redefina la OTA

MANUELA DÍAZ DURANGO.

La saturación de tráfico y falta de aparcamiento en las calles sin servicio de OTA, los precios, las zonas, vuelven a la palestra política. El martes, Herriaren Eskubidea solicitará en el pleno iniciar un proceso participativo con la ciudadanía para consensuar las condiciones del nuevo servicio del sistema de aparcamiento regulado en Durango. Según insistieron ayer en un comunicado, «han pasado varios meses desde que se terminara el contrato de la OTA» y no se ha abierto el proceso aprobado por unanimidad hace medio año en pleno.

La plataforma avalada por Podemos asegura que en este tiempo solo se ha realizado una reunión en la que se explicaron las propuestas de la empresa LEBER y que no convenció a asociaciones vecinales y comerciantes. Su portavoz, Julián Ríos, señala que «apenas se plantearon cambios», y estos afectaban únicamente a las calles Lendakari Agirre y las inmediaciones del centro de salud de Landako. «Hay muchos barrios que están muy incómodos por el sistema actual, por los problemas colaterales que generan, y la solución no puede ser dejar todo tal cual o crear parques disuasorios como el de Mikeldi y Olazaran», critica.

Ríos señala que se recibieron muchas propuestas en el foro de noviembre, sin embargo, sus aportaciones no han sido contestadas. «Mucha gente no se enteró porque se convocó casi de un día para otro y en las reuniones que estamos llevando a cabo en los barrios nos están demandando más reuniones», asegura. Ante esta demora, solicitará en el pleno reuniones vecinales «para dar forma y consensuar con la ciudadanía las condiciones de la OTA», puesta en marcha hace ya una década .

Temas

Durango