Herria tacha de «parcheo» la transformación del antiguo solar del matadero de Durango

El nuevo espacio de ocio, que se inauguró en junio, se transformará en parque para menores de 3 a 15 años. / M. D.
El nuevo espacio de ocio, que se inauguró en junio, se transformará en parque para menores de 3 a 15 años. / M. D.

La asociación vecinal aboga por un proyecto «integral» de ocio para mayores y menores en el espacio donde se habilitará un parque infantil

MANUELA DÍAZ DURANGO.

Siete meses después de que el solar del antiguo matadero de Durango mostrara su cara más amable con la puesta de largo de una nueva zona verde, regresan las transformaciones. Los 15.000 metros cuadrados de terreno albergarán anes del verano un nuevo parque infantil. El Ayuntamiento tiene reservada una partida de 100.000 euros para instalar juegos dirigidos a niños de 3 a 15 años cuyas obras darían comienzo en los próximos meses. Pese a la necesidad de un parque infantil en esta zona, desde la asociación vecinal Herria tachan de «parcheo» la nueva propuesta y reinciden en su apuesta por un proyecto «integral» que incluya aparatos de gimnasia para las personas mayores, un campo de baloncesto y futbito y una zona cubierta. «Tenemos la impresión de que cada vez que sobra una partida la destinan para ir completando el parque, en lugar de hacer algo conjunto de una vez como así hicieron en la zona del cementerio», apuntaron desde la asociación.

Este nuevo espacio de juego propuesto por el Consistorio, vuelve a su entender a romper con su proyecto integral, puesto que es precisamente en esa zona donde en un «futuro debería instalarse la cancha de fulbito y baloncesto». Desde Herria aseguran estar cansados de tanto cambio de opiniones. Un vaivén del que tampoco ha escapado la construcción del centro cívico, que llevan pidiendo desde hace nueve años.

Pese a que hace siete meses, durante la inauguración del nuevo parque el equipo de gobierno adelantó su intención de abrir este año una partida presupuestaria para construir el centro cívico, lo cierto es que el proyecto vuelve a estar paralizado. Según explicaron desde Herria, la habilitación de varios locales frente al parque para albergar el centro cívico se ha pospuesto ya que la inversión necesira se ha destinado al proyecto de reurbanización de Aramotz.

El nuevo parque infantil se ubicará precisamente en la zona de cemente, de unos 320 metros cuadrados, donde se dibujaron hace siete meses juegos tradicionales e inclusivos en el suelo y en donde se contemplaba entonces otros equipamientos como chorros de agua, que previsiblemente iban a estar listos este verano. En acondicionar ese espacio, además de la habilitación de una gran explanada verde para tomar el sol, una fuente, varios árboles y bancos, el Ayuntamiento invirtió entonces otros 100.000 euros.

Modelo de Kurutziaga

La rayuela y el resto de juegos serán eliminados para colocar sobre el pavimento de cemento un suelo esponjoso que mitigue los golpes de los menores. Encima se emplazará una instalación temática previsiblemente con forma de barco o castillo, y que incluirá giradores, columpios y balancines. Este diseño ha sido el elegido por los vecinos del barrio, entre dos opciones propuestas por el Consistorio, por contar con mayor número de juegos. Desde Herria apuestan, no obstante, por que se incluya una tirolina en la zona de césped.

La asociación vecinal lleva desde 2016, año en que desapareciera el matadero comarcal, manteniendo «innumerables» reuniones con el Ayuntamiento para acondicionar el nuevo espacio liberado y dar respuesta a las necesidades vecinales de manera «integral y planificada». Es por ello que lamentan que se les hayan dado a elegir dos opciones, sin incluir entre ellas el proyecto que solicitaron el pasado mes de agosto y que seguiría las líneas del parque de la ikastola Kurutziaga.

Temas

Durango