El gusto por el hielo durante la Navidad

Una media de 565,5 personas patinaron al día sobre la pista de hielo de Landako Gunea. / NAHIKARI CAYADO
Una media de 565,5 personas patinaron al día sobre la pista de hielo de Landako Gunea. / NAHIKARI CAYADO

La pista de Durango vuelve a convertirse en el principal atractivo de las pasadas fiestas tras superar la afluencia, que rozó las 8.000 personas

YOLANDA RUIZ DURANGO.

Con una leve subida de patinadores, lo cierto es que el gusto por el hielo levanta pasiones en Durango durante la Navidad. Y así lo lleva haciendo a lo largo de los catorce años que esta instalación, una de las más grandes de Euskadi con 900 metros cuadrados, se habilita en el pabellón multiusos de Landako. Un total de 7.917 personas se han deslizado por la helada pista desde su apertura el día 22 de diciembre hasta su cierre el pasado 6 de enero.

Los cursos de aprendizaje que se organizan cada año contribuyen, además, a que las personas aficionadas a esta práctica mejoren su estilo con el paso de los años. En esta última edición han tomado parte un total de 802 personas, a partir de cuatro años de edad. Esta es la única condición para poder acudir a las clases.

Cada Navidad, sin embargo, se constata una mayor presencia de personas adultas que se animan a hacer sus pinitos sobre el hielo de Landako Gunea. El número global se elevó a 2.408 ante los 4.570 menores, que todavía siguen siendo mayoría. La media de patinadores al día ha rondado ese años en torno a los 565, siendo el pasado día 4 el que mayor afluencia registró tras contabilizar una entrada de 703 personas.

Una sola incidencia

Un día después, precisamente, se registró la única incidencia que ha tenido lugar en las instalaciones a lo largo de las pasadas fiestas navideñas. La parada del compresor obligó a cerrar «por seguridad» las instalaciones, pero «gracias al trabajo del equipo de monitores y monitoras, la pista pudo reabrir con normalidad para el turno de la noche», víspera de los Reyes Magos, según informaron desde el Ayuntamiento de Durango.

Desde el Consistorio, además, agradecen la colaboración de Kutxabank, Cafés Baqué y la asociación de comerciantes Dendak Bai para contribuir a que esta alternativa de ocio y entretenimiento haya sido la «más demandada para disfrutad estas Navidades». Este último colectivo ha colaborado con 5.000 euros para repartir invitaciones entre la clientela de los establecimientos asociados.

El éxito de la pista, que permite patinar de forma simultánea a 300 personas, traspasa el Duranguesado. «Se acercan personas del resto de la provincia, e incluso desde Gipuzkoa o Álava, que también aprovechan para realizar otros gastos en el municipio», matizan.

Temas

Durango