El Gobierno vasco mide las emisiones de benceno en Durango

Estación de Zabalarra. / Y. R.
Estación de Zabalarra. / Y. R.

Dará a conocer en breve los resultados del analizador instalado en febrero en la estación de calidad del aire

Y. RUIZDURANGO.

Las

Las trazas de benceno (hidrocarburo aromático cancerígeno) detectadas en el aire de Durango a comienzos de año, según dio a conocer el Gobierno vasco a finales de marzo, han llevado al Ejecutivo autónomo a instalar un medidor fijo en la estación que la red de control de vigilancia del aire de Euskadi dispone en el colegio Zabalarra.La iniciativa forma parte de las medidas reforzadas de vigilancia sobre la salud de la población.

Los niveles de benceno fueron detectados a través de la estación móvil que la viceconjería de Medio Ambiente implantó en Durango ante la alarma social por los malos olores de los últimos años y que ha desencadenado la formación de la plataforma Durangairea. Pese a que las emisiones son inferiores a los 5 microgramos por metro cúbico de aire que se permiten al año, desde el Gobierno vasco han decidido extremar las labores de vigilancia y control sobre las dos empresas de fundición que emanan las trazas de hidrocarburo aromático cancerígeno.

Con el objeto de llevar a cabo un mejor control de las emisiones de benceno, tolueno, etilbenceno y xileno, distintos compuestos orgánicos volatiles, se ha optado por implantar un sistema de medición continuo en Durango. El analizador fue colocado el pasado mes de febrero en la estación medioambiental que se ubica en el interior del colegio público de Zabalarra. A lo largo de este tiempo, el Gobierno vasco ha estado «realizando las pruebas y verificaciones precisas del aparato, por lo que en próximas fechas se empezarán a publicar los datos de estos compuestos orgánicos volátiles en la estación de calidad del aire de Durango junto al resto de parámetros», informaban ayer a través de una nota de prensa desde la viconsejería de Medio Ambiente.

Temas

Durango