El Gobierno vasco adjudica la construcción de la entrada principal a la estación de Durango

Zona del entorno de la estación donde se habilitará la entrada principal a los andenes y a la galería. / Y. R.
Zona del entorno de la estación donde se habilitará la entrada principal a los andenes y a la galería. / Y. R.

Las obras se proyectan iniciar después del verano, se prolongarán a lo largo de trece meses y tendrán un coste de 638.578 euros

MANUELA DÍAZDURANGO.

La localidad de Durango lleva seis años y medio peleando por un acceso digno a su nueva estación de tren. Durante este tiempo las personas usuarias se ven obligadas a acceder a través de la entrada de emergencias convertida en principal y que ha sido objeto de críticas por su pendiente vertiginosa y por estar en la intemperie hasta que se cubrió el pasado año. Mientras se habilitó la cubierta, el único modo de acceso fue el ascensor que se encuentra en el otro extremo de la estación. La esperada entrada, que comunica directamente con la galería comercial sin apenas ocupación, comenzará a construirse después del verano. La empresa pública Euskal Trenbide Sarea (ETS) acaba de adjudicar las obras por un montante de 638.578 euros.

La entrada principal se levantará en las inmediaciones de la vieja estación, que fue derribada a principios de 2018 con el rechazo por una parte de la ciudadanía, que reivindicaba su conservación por el «valor histórico y sentimental». Las obras consistirán en la ejecución del acceso principal a la estación soterrada, así como el cubrimiento de los espacios de circulación y distribución de la estación.

Adjudicadas a la empresa Bycam por 638.578 euros, las obras tienen un plazo de ejecución de trece meses y empezarán previsiblemente tras el verano, según apuntaron desde ETS. Con esta nueva obra se «completaría un tramo más del edificio, respetando los criterios del proyecto original diseñado por la arquitecta iraní Zaha Hadid y sin cerrar la posibilidad de una ampliación posterior». detallan desde la entidad perteneciente al Gobierno vasco.

El acceso principal permitirá solventar la «barrera» que suponía el acceso a la estación por la salida de emergencia, según admitieron desde ETS. La nueva entrada dará protagonismo al peatón en el área urbana. Hace alrededor de dos años y como respuesta a los resbalones y quejas de personas usuarias se colocaron alfombras antideslizantes y drenantes en escaleras y suelos para evitar caídas.

Poco después se llevó a cabo el cubrimiento del acceso provisional, donde también se ha destinado 60.500 a la redacción de un proyecto para habilitar un nuevo ascensor que facilite la entrada . De momento, las obras no han sido adjudicadas, pero su plazo de ejecución será de tres meses.

La adjudicación no llega en el momento más idóneo para el proyecto. El nuevo equipo de gobierno en Durango -EH Bildu y Herriaren Eskubidea- mantiene paralizada la obra de urbanización del entorno de la estación y de la rotonda, tras ser declarada ilegal por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) al ser ejecutada sin permisos. Con una maraña de juicios por el convenio con ETS, el Plan Especial de Reforma Interior (PERI) en los terrenos liberados por el soterramiento del tren y el plan de urbanización, el ejecutivo mantiene la calma ya que sopesará la necesidad de terminar la estación con una entrada accesible que ponga fin a las continuas quejas.

La alcaldesa, Ima Garrastatxu, admitía que no se ha producido contacto alguno entre el Ayuntamiento y el Gobierno vasco con motivo de esta adjudicación. Es más, la solicitud que enviaron a ETS para limpiar el solar liberado por temas de salubridad sigue sin ejecutarse, por lo que la brigada municipal de obras ha comenzado a limpiar el entorno. El Consistorio está en conversaciones con la plataforma ciudadana Erabaki y a la espera de recibir el informe técnico jurídico para poner fecha a la consulta sobre el proyecto urbanístico en los terrenos liberados por el tren.

Temas

Durango