Fallece el exconcejal de EA en Durango Juanito Agirre al quedar atrapado en el acceso a su garaje

Juanito Aguirre era un apasionado de la pintura./
Juanito Aguirre era un apasionado de la pintura.

El hombre, de 69 años, trataba de abrir el portón cuando el coche descendió por la rampa al no tener el freno de mano puesto

Yolanda ruiz I Bruno Vergara
YOLANDA RUIZ I BRUNO VERGARADurango

El exconcejal de EA Juanito Agirre, de 69 años, ha fallecido esta madrugada en Durango al quedar atrapado en el acceso al garaje de su vivienda en la Avenida Askatasuna . Al parecer, la víctima se disponía a entrar en el aparcamiento sobre las 1.30 horas cuando, al parar su coche en la rampa de acceso y tratar de abrir el portón, el vehículo ha descendido la pendiente al no estar el freno de mano puesto. Como llevaba parte de su cuerpo fuera del turismo para realizar la maniobra, ha quedado aprisionado entre la pared de entrada al parking y la puerta del coche, según han informado desde el Departamento de Seguridad del Gobierno vasco, que instruye las diligencias.

El iurretarra Juan José Agirre Barruetabeña,'Juanito' entre sus conocidos, era muy popular en la localidad de Durango, donde residía y fue concejal de EA a lo largo de tres legislaturas, entre 1995 y 2007. Dos años después de que entrara a formar parte de la Corporación, su vehículo fue calcinado por tres encapuchados en la calle San Roke, donde residía entonces y donde hace unas horas tuvo lugar el fatal accidente que le ha costado la vida. El ataque no le amedrentó y aseguró que seguiría luchando por la paz. «Así lo he hecho en mis dos años en el Ayuntamiento y así lo seguiré haciendo», declaró a este periódico en aquellos momentos.

Problemas de corazón le obligaron a dejar su actividad laboral, que había iniciado en su juventud en la empresa Foseco de Izurtza. La pintura era una de sus aficiones en los últimos años. Formaba parte de la Asociación Creaciones Artísticas Kurutziaga, con la que entre mayo y junio mostró una quincena de sus últimas obras en un establecimiento hostelero de Durango. Aseguraba disfrutar con la pintura impresionista moderna, cuyos cuadros firmaba con el apodo de 'Agiba', fusión de sus dos primeros apellidos. Otras de sus pasiones eran la dantza y acudir a San Mamés en compañía de algunos de sus cinco nietos.

 

Fotos

Vídeos