«Que nadie se extrañe de verme vestida de uniforme en las zezenak dira»

Amaia Frontaura posa en las dependencias de la Policía Municipal de Durango. / M. DÍAZ
Amaia Frontaura posa en las dependencias de la Policía Municipal de Durango. / M. DÍAZ

La duranguesa Amaia Frontaura se convierte en la primera jefa de Policía Municipal de Bizkaia al hacerse cargo de la plantilla de Durango

MANUELA DÍAZDURANGO.

Con apenas 41 años, la duranguesa Amaia Frontaura que el pasado mes de agosto fue nombrada jefa de la Policía Municipal de Durango, tras la jubilación de Benjamin Arriolabengoa, se ha convertido en la primera mujer que ocupa un cargo parecido en poblaciones de Bizkaia con más de 20.000 habitantes. Con dos décadas de experiencia, ha formado parte de la plantill ade la Guardia Urbana de Bilbao durante 17 años, a los que suman otros tres más como jefa y subjefa enArrasate.

Ayer, tras su presentación formal a los medios de comunicación, recordaba el día en el que les comunicó a sus padres que dejaba la carrera de IVEF para presentarse a las oposiciones para Policía Municipal en Bilbao y Getxo. Las primeras que salían en Bizkaia. «No se lo tomaron bien, no querían que abandonara la Facultad», apuntó. A sus escasos 19 años, una «cría, con diferencia» entre los cientos de hombres que se presentaban a la prueba, fue una de las dos mujeres que engrosaron la promoción del 99.

Ha llovido mucho desde esa fecha que la llevaron hace un año a convertirse en Jefa de Policía Municipal de Arrasate. Sin embargo, su dilatada experiencia volvía a dar un nuevo giro, cuando en abril se enteró de que en Durango quedaba desierta la plaza y se abría concurso de méritos entre funcionarios de carrera para buscar candidato. «No pensé que pudieran elegirme, imaginaba que tendría muchos novios, pero llevo muchos años trabajando y envié mi solicitud», apuntó.

«Soy una agente de calle»

A la convocatoria para la provisión de un puesto de Oficial de la Policía Local de libre designación, se presentaron cuatro personas, pero solo dos cumplían los requisitos. Según afirmó el teniente de alcalde, Iker Urkiza, el nombramiento de Frontaura responde al informe técnico «basado en criterios objetivos». Su «dilatada experiencia» como agente municipal y la «capacidad de trabajo», que la han llevado a formar ese currículo con apenas 41 años, fue determinante, en palabras de Urkiza.

Influyó, asimismo, su perfil más social de Amaia. «Es una persona muy comprometida con el tejido asociativo de Durango y eso encajaba con nuestra apuesta por una Policía Municipal más abierta, empática y cercana, una demanda que lleva años encima de la mesa», explicó Iker Urkiza. Una línea que Frontaura ha destacado en su presentación. La duranguesa ha adelantado que incrementará las patrullas en las calles. «Soy una agente de calle y estaré patrullando, por eso que nadie se extrañe si me ve vestida de uniforme en las Zezenak dira» matizó Frontaura.

Urkiza también valoró de forma «muy positiva» que sea una mujer la que ocupe un cargo de esa relevancia en un colectivo fuertemente masculinizado. A juicio del equipo de gobierno, ofrecerá una «visión que en este puesto nunca se ha dado» y con la que esperan «Durango gane y avance». Frontaura, por su parte, aseguró que su propósito es «trabajar para que Durango sea lo más tranquilo y seguro posible».

La presencia de mujeres en la plantilla de la Policía Municipal de Durango toma un fuerte impulso con este nombramiento. De los 40 agentes que forman parte de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de 2018 del Ayuntamiento solo son mujeres»«cinco o seis».

Temas

Durango