Erne denuncia la escasez de vehículos en la Policía Municipal de Durango

Estado que presenta el vehículo de la Policía Municipal. / E. C.
Estado que presenta el vehículo de la Policía Municipal. / E. C.

Con una flota de dos vehículos, los agentes se ven obligados a patrullar en un turismo de 17 años y sin rotular, que no cumple las funciones de intimidación

MANUELA DÍAZDURANGO.

Desde hace tres meses no se ven coches patrulla en Durango. No es que la Policía Municipal se haya puesto en huelga, sino que escasean los vehículos. La avería en abril de uno de los dos vehículos rotulados de la flota, obliga a utilizar el vehículo discrecional que tiene ya 17 años. Una situación que ha llevado al sindicato Erne a denunciar las «precarias» condiciones en las que trabajan.

La flota duranguesa cuenta desde hace años con dos vehículos, la mitad de los que disponen en municipios de población similar, como Sestao, e incluso de otras localidades más pequeñas como Zierbana o Abanto. «Llevamos años solicitando al Ayuntamiento más vehículos, pero siempre han hecho oídos sordos, esperemos que este problema se encauce con el nuevo equipo de gobierno y al menos nos escuchen», señalaron.

El hecho de tener que patrullar con un vehículo sin rotular les hace pasar inadvertidos y su presencia en las calles se diluye, al tiempo que no cumple funciones de intimidación como sucede con los vehículos rotulados.

Con una plantilla de 45 agentes, el parque móvil de la Policía Local de Durango está compuesto desde hace años por dos vehículos radiopatrullas. Desde que en abril, uno de ellos quedara inutilizado tras sufrir una avería que no se arreglará por su excesivo coste, solo cuentan con un vehículo rotulado, que para más 'inri', desde la semana pasada, está cubierto de parches de cinta americana después de sufrir daños en la carrocería que todavía no han sido reparados, «entre otras razones, por falta de presupuesto».

«Grave situación»

A estos se sumaría otro vehículo más, «que espera para ser desguazado» y que no está en condiciones de uso por su deterioro y humedades, así como un coche con 17 años de antigüedad y que se usa para proteger la identidad de las víctimas o usos excepcionales como acudir a los juzgados. Erne lamenta que esta situación es consecuencia del «insuficiente número de vehículos» con los que cuenta la Policía Local y de la prolongación de la vida de los vehículos para ser renovados. El más moderno y el único rotulado operativo tiene cuatro años. Una situación que el sindicato lleva denunciando desde hace años.

A pesar de las presiones sindicales, el Consistorio aún no ha aprobado la asignación de una partida presupuestaria para poner en marcha la maquinaria para adquirir nuevos vehículos apropiados para la labor policial. «Esperemos que la nueva Corporación sea consciente de la grave situación en la que se encuentran sus agentes y tome cartas en el asunto de forma inmediata».

Temas

Durango