Erabaki censura que el plan de las cinco torres siga adelante pese aprobarse en pleno su paralización

Infografía de las cinco torres que se proyectan construir en los terrenos liberados por el tren. /E. C.
Infografía de las cinco torres que se proyectan construir en los terrenos liberados por el tren. / E. C.

La plataforma ciudadana lamenta que el plan urbanístico proyectado en los terrenos liberados por el tren en Durango se publicara en el BOB a finales de febrero

MANUELA DÍAZ DURANGO

La plataforma por el derecho a decidir Erabaki de Durango censura que el plan que contempla la construcción de cinco torres de viviendas en los terrenos liberados tras el soterramiento del tren sigue adelante pese a que a finales de enero se acordara en pleno la paralización del proyecto hasta la celebración de la consulta popular. Según ha dado a conocer a través de un comunicado, el Boletín Oficial de Bizkaia (BOB) publicó el pasado 22 de febrero la aprobación oficial del plan PERI Ferrocarril. Además de criticarlo con dureza,la plataforma acusa al equipo de Gobierno de mentir a la población.

«Desde Erabaki, ya no nos sorprende nada», lamentan. Pese a que son conscientes de que PNV y PSE «estaban haciendo todo lo posible para no realizar la consulta, esto ya nos parece tomar el pelo a la ciudadanía de Durango». DEsde la plataforma ciudadana entienden que esta aprobación ya no solo miente al 15 % del censo electoral, que votó a favor de una consulta para decidir sobre la urbanización de los terrenos liberados por el tren, sino «a todo Durango».

«Oímos buenas palabras, pero la realidad es otra. Una vez más nos engañan. Mientras dicen que sí quieren realizar la consulta, la retrasan inventándose una comisión para no hacer su trabajo», argumenta el colectivo. La comisión creada en el Ayuntamiento para acordar la fecha y pregunta de la consulta debería haberse reunido en febrero y todavía no ha sido convocada. Es por ello, por lo que aseguran que «la realidad es que el decretazo sigue avanzando y luego nos querrán meter miedo de que si se paran la obras, la indemnización que hay que pagar al Gobierno vasco sería grandísima», matizan.

Temas

Durango