Durango revitalizará la plaza del mercado

Mercado de baserritarras, los sábados en la plaza de Durango. / E. C.
Mercado de baserritarras, los sábados en la plaza de Durango. / E. C.

El Ayuntamiento volverá a poner en marcha este mes la Mesa de Baserritarras, que dejó de funcionar un año después de su creación en 2013

MANUELA DÍAZ DURANGO.

Es una de las que más puestos ecológicos dispone en Euskadi y, sin embargo, lejos de subirse al carro de la demanda y venta de este tipo de productos, la plaza del mercado de Durango languidece. Así lo llevan denunciando los baserritarras desde hace años mientras solicitan visibilización y un plan de reactivación del comercio en la villa. La mesa de baserritarras puesta en marcha en 2013 para este fin, y que apenas un año después dejó de funcionar, volverá a retomar su actividad este mismo mes. En ellas volverán a tener cabida una representación de la Corporación, de los puestos fijos y baserritarras del mercado de abastos, así como de Urkiola Landa Garapenerako Alkartea y de la asociación Dendak Bai. El objetivo será revisar el reglamento del mercado de productos de caserío y adecuarlo a las nuevas normas.

El representante del mercado de baserritarras, Román Bengoa, advierte que «si que es cierto que hay algunos puntos que se pueden mejorar, pero cómo saberlo si no se ha llegado a aplicar». Lamenta el estado de «abandono» del mercado en el que apenas quedan una docena de productores -sin tener en cuenta las personas jubiladas y quienes se dedican a la reventa de productos-. A su juicio, sería interesante elaborar un plan «no solo para el mercado, sino para el pequeño comercio, porque vamos de la mano».

La iniciativa aprobada por el equipo de Gobierno -PNV y PSE- junto al PP, aspira a actualizar y «adaptar a los nuevos tiempos» el reglamento del mercado de baserritarras que «ha permitido una convivencia ordenada de las actividades desarrolladas los sábados por la mañana en la plaza del mercado». Y para ello, no solo convoca la mesa tras cuatro años sin reunirse, sino que apuesta por la colaboración de la asociación de desarrollo rural Urkiola de la comarca.

«Hacer parches»

La medida surgía en respuesta a la solicitud por parte de EH Bildu de «aplicar» el reglamento que regula el funcionamiento del mercado y que fue aprobado hace seis años, convocar la mesa de baserritarras y crear una partida presupuestaria para su puesta en vigor, y la elaboración de planes de acción. La moción contó con el apoyo de Herriaren Eskubidea. Sendos partidos criticaron con dureza el abandono del sector por parte del Consistorio y que se actúe a golpe de contramociones.

«Lo que debería ser un tractor de la economía local y un empleo de economía sostenible y más justa, no lo es», reprochó Iker Urkiza. Aseguró, además, que si se han producido complicaciones durante estos años ha sido por la «no aplicación» del reglamento aprobado en 2012 y por la inacción en la mesa de baserritarras, propuesta por su formación. «Fomentar el comercio no es hacer un bono de Navidades, ni poner la alfombra roja a Abadiño para que construya un centro comercial a las puertas de Durango», criticó con dureza durante una tensa intervención, en la que el concejal de la coalición fue levantando la voz a medida que la alcaldesa le recordaba que su turno había concluido. Iker, en tono duro, acusó al equipo de Gobierno de «hacer parches» de cara a las elecciones e intentar un lavado de cara con unas obras de limpieza y reparación que se ejecutarán este mismo año o con el encargo de un estudio de rehabilitación, que «acabará en un cajón».

Julián Ríos, de Herriaren Eskubidea, aseguró que si la mesa de baserritarras -que según el estatuto se debe reunir cada seis meses- no se ha convocado desde hace cuatro años, es por falta de «voluntad política». Recordótambién el abandono de las instalaciones e instó al ejecutivo a solucionar los problemas con celeridad.