Iurreta refuerza la seguridad en su paso subterráneo más transitado

Aspecto colorista que muestra el paso subterráneo de Olaburu. / N. CAYADO
Aspecto colorista que muestra el paso subterráneo de Olaburu. / N. CAYADO

Además de apostar por una mayor iluminación y más sostenible, minimiza los efectos de las filtraciones de agua con unos paneles de aluminio

NAHIKARI CAYADO IURRETA.

El transitado paso subterráneo de Iurreta, que une el casco viejo con el cetro urbano, ha transformado su aspecto este verano. Además de presentar una iluminación más potente, se ha mejorado su estética y minimizado los efectos de las filtraciones de agua con la colocación de unos vistosos paneles de aluminio. Con estas actuaciones, el Ayuntamiento de la anteiglesia ha tratado de conseguir «una mayor seguridad en ambas zonas», apuntan. Las dos actuaciones han supuesto un desembolso global de en torno a los 60.960 euros.

Para mejorar la iluminación de este paso subterráneo se ha optado por hacerlo de la forma más sostenible y económica posible. Para ello se han instalado 94 luminarias de tecnología LED. La actuación en este paso, que conecta la calle Bixente Kapanaga con la plaza Aita San Miguel, llega tras otras similares que se han desarrollado en los últimos meses en la anteiglesia con el compromiso de reforzar la seguridad en el municipio, conseguir un ahorro energético y lograr la mejora ambiental de su entorno.

En cuanto al ahorro de consumo que se conseguirá con la implantación de las nuevas luminarias, fuentes municipales han informado que rondará en torno a los 69.248 Kwh/año, al pasarse de 105.865 a 36.617.

La instalación del nuevo alumbrado, que ha costado 21.660 euros, se ha desarrollado a través de tres líneas, incluida la línea que alimentará las luminarias de emergencia, dos de ellas sobre la acera peatonal y una tercera línea de focos para el vial. Asimismo, se han colocado otras seis luminarias LED a la entrada y salida del túnel acoplados a los báculos existentes.

A nivel estético y para minimizar los efectos de las filtraciones de agua que se producían en la pared norte junto a la acera peatonal, una estructura de aluminio fijada al muro y revestida de tableros fenólicos de diferentes colores ha cubierto la superficie total en la que se encontraban los murales. Esta actuación ha costado 39.300 euros.

Temas

Iurreta

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos