Durango elimina uno de sus puntos negros en el bidegorri de Landako

El bidegorri de Landako dispondrá de mayor iluminación a partir de agosto. / M. G.
El bidegorri de Landako dispondrá de mayor iluminación a partir de agosto. / M. G.

La mejora de la luminaria y eliminación de barreras concluirán en agosto y tienen un coste de 66.986 euros

MANUELA DÍAZDURANGO.

El plan para la eliminación de los puntos negros en Durango sigue su curso con el objeto de mejorar la seguridad de las mujeres de la villa. La siguiente parada es el carril bici de Landako, uno de los 33 puntos, 23 de los cuales son reflejo de la inseguridad y el miedo que sienten las mujeres y que se recogían en el Mapa de la Ciudad Prohibida que fue elaborado hace dos años. La actuación sigue la línea llevada a cabo en la última legislatura en Komentu kalea, Oiñiturri, el conocido 'camino negro' o 'bide baltz', Askatasun, Sasikoa y Francisco Ibarra con Lendakari Agirre.

Desde primeros de mayo se está reformado el bidegorri de Landako, el primero que se habilitó entre el río Ibaizabal y los equipamientos deportivosy que desde un primer momento se ha venido utilizando como zona de paseo. Las obras, adjudicadas a la empresa Electricidad Martin, por un importe de 66.986 euros, concluirán durante el mes de agosto, según informaron ayer desde el Consistorio de Durango.

Los trabajos de mejora supondrán la sustitución de las luminarias tradicionales por sistema LED, además de incorporar dos nuevos puntos de luz en zonas donde la distancia entre luminarias se considera «excesiva». Con esta apuesta no solo se logrará una mayor iluminación sino que se reducirá el consumo, ya que se trata de un sistema más eficiente, que permita un horario de encendido más amplio, una mayor iluminación y más eficiente.

Barreras visuales

Además, se colocarán luminarias en los báculos existentes en el acceso a la pasarela sobre el río Ibaizabal. El objetivo de esta mejora es, según señalaron ayer a través de una nota de prensa, «garantizar la accesibilidad y seguridad de los usuarios de la zona tanto de día como de noche».

Otra de las mejoras será la eliminación de barreras visuales con la instalación de elementos vegetales que den más amplitud visual y sensación de seguridad al recorrido y estancias. Además, se repondrá el mobiliario urbano en malas condiciones, se reparará el vallado y se colocará una masa arbustiva en la base de cada una de las torres de alta tensión como medida disuasoria para las personas.

El ejecutivo en funciones -PNV y PSE- adelantaba, asimismo, la intención del Ayuntamiento de poner en marcha otras medidas a lo largo de este año para adaptar el espacio urbano al urbanismo inclusivo, con un coste estimado en alrededor de 85.000 euros. Entre dichas actuaciones se encuentra la mejora del espacio verde ubicado junto al almacén municipal de Sasikoa, la reforma del paso entre las calles Francisco Ibarra y Lehendakari Agirre y la redacción del proyecto de mejora de la calle situada tras los edificios de Askatasun Etorbidea, junto a los terrenos de Euskal Trenbide Sarea.

Temas

Durango