Durango alumbra varios espacios catalogados como inseguros por las mujeres

Una de las actuaciones tendrá lugar en la calle Conventos, en la zona de la bibioteca. /  MANUELA DÍAZ
Una de las actuaciones tendrá lugar en la calle Conventos, en la zona de la bibioteca. / MANUELA DÍAZ

La actuación tendrá lugar en la calle Conventos, el 'camino negro' y Oiniturri y se incluye en las medidas del mapa de la ciudad prohibida

MANUELA DÍAZ DURANGO.

En los últimos meses, la luz está en el punto de mira en Durango. Y no es para menos. Numerosos cortes han dejado a oscuras la villa motivados por averías en varios cuadros eléctricos y en un centro de transformación. También ha vuelto a sacar a la palestra la problemática de varias calles cuya escasa iluminación obligaba a muchas mujeres ha dar un rodeo para atravesarlas.

Tres de esos viales dejarán en las próximas semanas de ser un obstáculo para la seguridad de las duranguesas ya que se encuentran en proceso de mejora. Concretamente, se trata de las calles Conventos y Oinuturri y el conocido como 'camino negro' o 'bide baltz'. «El objetivo es mejorar la seguridad de las mujeres y también su libertad», explica la responsable de Igualdad, Pilar Ríos.

En la trasera de Askatasun Etorbidea, discurre el 'camino negro' que debe su nombre sin duda a su pésima iluminación. Con un presupuesto de 31.500 euros el Ayuntamiento está a punto de concluir los trabajos para cambiar las 24 luminarias con farolas de luz blanca. Para mejorar la visibilidad también se han realizado podas y en marzo se modificarán algunos aparcamientos. «Nos proponemos que puedan andar por el pueblo sin miedo de día y de noche», explicó Ríos.

El próximo mes

Otra de las zonas que más quejas ha suscitado en las redes sociales es la calle Conventos, sobre todo en la zona de la biblioteca. Durante la segunda quincena de este mes darán comienzo las mejoras de la calle que consiste en sustituir los focos del suelo por seis puntos en fachadas y uno doble en la plazoleta de la biblioteca -15.000 euros-.

Y por último, la calle Oiniturri, con un presupuesto adjudicado de 10.000 euros, arrancará en marzo la colocación de nueve puntos. Aquí se mejorará la parte trasera de Oiniturri con el patio del colegio Zabalarra y la iluminación del cruce de Oiniturri con la calle Zabale. Estas tareas forman parte de las recomendaciones recogidas en el Mapa de la Ciudad Prohibida, diseñado hace poco más de un año por mujeres del municipio y que recogía 33 enclaves.

Temas

Durango
 

Fotos

Vídeos