Doinuzahar estrena dirección mañana en San Francisco

MANUELA DÍAZ DURANGO.

El bilbaíno Urko Sangroniz se estrena en la dirección del coro de cámara Doinuzahar mañana, a las 19.00 horas, con un concierto en la iglesia de San Francisco de Durango. Con un repertorio renacentista, que caracteriza a esta formación, la veintena de voces entonará obras de autores rusos, bálticos y modernos con piezas instrumentistas y a capela. Contarán con la colaboración del pianista Roberto Oviedo y del violinista Patxi Azurmendi.

Aunque Sangroniz se incorporó en octubre este será su primer concierto en solitario. Director durante más de una década del grupo juvenil de la Sociedad Coral de Bilbao, asegura emprender esta etapa con «ilusión» por formar parte de un grupo «equilibrado y experimentado, además de muy unido tanto en lo musical como en lo personal».

Aunque muchos aseguran que no existe un relevo generacional en los coros y que la edad sigue avanzando, Sangroniz asegura que «a los más jóvenes les atrae esta música, solo hay que movernos y buscarlos». Con una edad media de entre 45 y 50 años, Doinuzahar puede presumir de ser un coro relativamente joven pese a que el año pasado celebró sus 35 primaveras.

Temas

Durango