83 denuncias por violencia de género el año pasado en la zona, 7 más que en 2017

Las instituciones muestran su preocupación por la mayor incidencia entre la juventud. El 43% de las víctimas tiene 30 años o menos

YOLANDA RUIZ DURANGO.

La violencia de género se cebó con 83 mujeres de Durangaldea a lo largo del año pasado, según las datos registrados por las institutcioness firmantes del II Protocolo de Actuación y Coordinación en Durangaldea, que integra a los ayuntamientos de Abadiño, Berriz, Durango y Elorrio, la Mancomunidad, Osakidetza y Ertzaintza. Insisten en que estos son solo los casos a los que están dando respuesta. «No hay que olvidar que quedan fuera aquellos en los que las víctimas no acuden a estos organismos, o que algunas violencias (intimidación o acoso sexual, ciberacoso, violencia en el ámbito laboral...) no son tratadas o atendidas como violencia machista».

El 87% de las denuncias presentadas ante los distintos organismos, siete más que las registradas a lo largo del 2017, están catalogadas como violencia de género por parte de sus parejas o exparejas. Mientras otro 7% se corresponde con agresiones registradas fuera del marco sentimental, un 6% fueron sexuales.

Pero lo que más preocupa a las instituciones en Durangaldea es la incidencia que tiene la violencia machista entre la juventud. Un 43% de las denunciantes tienen 30 años o menos. Entre los agresores, un 36% también forma parte de este sector. Desde el Protocolo de Actuación y Coordinación matizan, sin embargo, que «también cabe presuponer una mayor concienciación entre la población más joven, que se estaría acercando a los recursos de apoyo más activamente que otros grupos de edad».

Quedan fuera casos sin denunciar y los que no se tratan como violencia machista

En cuanto a la origen de las mujeres que se han dirigido a alguno de los recursos de ayuda, el 54% son autóctonas. Pese a que el porcentaje de procedencia extranjera es algo menor y ronda en torno a un 46%, en realidad es superior si se tiene en cuenta que solo representan un 6% de la población femenina.

Recursos y acciones

La mayoría de estas últimas proceden de países de fuera de la Unión Europea. «Sin pretender generalizar, este hecho podría estar asociado a una mayor vulnerabilidad social que viven algunas mujeres extranjeras por motivos culturales y sociales: falta de redes de apoyo en el país de acogida, menor independencia económico-social, otra percepción de la violencia, miedo a denunciar...»

En cambio, el de los agresores, un 64% proceden de la localidad donde se registran las denuncias, de la provincia o de distintos lugares de la geografía española. Sólo un 36% son extranjeros.

En base a los datos recabados a través de estas denuncias, el Protocolo de Actuación y Coordinación artícula los recursos y acciones de prevención y atención a la violencia machista. Además de extender su ámbito de actuación al tejido social y asociativo para mejorar la respuesta y coordinación institucional, reconoce y abarca «las particularidades territoriales, culturales, personales, socioeconómicas y sexuales de la diversidad de las mujeres que enfrentan a la violencia, así como sus necesidades específicas, considerando que ninguna particularidad justifica la vulneración de los derechos fundamentales de las mujeres».