Denuncian vertidos contaminantes sobre el Ibaizabal en Iurreta

El parlamentario Mikel Otero mostró ayer el aspecto del agua que recogió en el cauce del Ibaizabal. / Y. R.
El parlamentario Mikel Otero mostró ayer el aspecto del agua que recogió en el cauce del Ibaizabal. / Y. R.

EH Bildu pedirá mañana al consejero de Medio Ambiente que se ponga freno a los lixiviados procedentes de un antiguo vertedero industrial

YOLANDA RUIZ IURRETA.

El cauce del Ibaizabal a su paso junto a la empresa Smurfit Kappa Nervión presenta un olor «nauseabundo y de color negruzco, como si fuera aceite usado», describía ayer el parlamentario de EH Bildu Mikel Otero durante su comparecencia en Iurreta para denunciar públicamente el foco «altamente contaminante» localizado en este municipio. Ante los medios de comunicación, representantes de la coalición en varios ayuntamientos de la comarca y personas de la localidad daba a conocer que el lamentable aspecto que presenta el río desde hace meses tiene su origen en los restos de un antiguo vertedero potencialmente contaminante sobre suelo industrial que con el paso de los años se ha transformado en una amplia zona verde, de unos 30.000 metros cuadrados, hasta llegar a adoptar el aspecto de «pequeño bosque» que se percibe entre el cauce y la N-634. La falta de respuesta tanto por parte de la Agencia Vasca del Agua URA como de la Diputación , ante las denuncias interpuestas el pasado mes de mayo por particulares, que ha sido calificada de muy grave por EH Bildu, le ha llevado a intervenir para buscar una inmediata solución.

Mañana mismo la coalición aprovechará un pleno de control en el Parlamento vasco para trasladar al consejero de Medio Ambiente esta problemática y exigir que se ponga freno a los restos «altamente contaminantes» que se vierten sobre el Ibaizabal a su paso por el barrio Arriandi de Iurreta.

«Muy perjudicial»

Tanto Mikel Otero como el exparlamentario y concejal de EH Bildu en Durango, Dani Maeztu, insistieron en que los análisis de las muestras tomadas arrojaban un PH de un 11,4 en el análisis desarrollado en los laboratorios homologados de Labakua Tecnalia el pasado mes de mayo, y de cerca de 12 a través de una prueba de farmacia adquirida por Otero en los últimos días. Un elevado índice, «muy perjudicial para el medio ambiente y la vida del río», si se tiene en cuenta que el «vertido a un colector suele rondar en torno al 9,5», matizó Maeztu.

Los representantes de EH Bildu señalaron que la sustancia que se está vertiendo directamente sobre el río bien podría ser restos de «lejias negras, por el olor y el color que presenta el agua» que se depositaban en el antiguo vertedero de carbonato cálcico a cielo abierto. La empresa Celulosas del Nervión, conocida popularmente como 'La Papelera', a la que pertenecía hasta que fue adquirida por Smurfit International en 1995 ya había comenzado a reducir el vertedero y transformando este antiguo depósito en zona verde.

Para poner freno a la alta contaminación que está generando el vertido incontrolado de lixiviados procedentes de la actividad industrial, la coalición soberanista no solo recurre mañana al Gobierno vasco, sino que también presentará mociones en los ayuntamientos de Iurreta, Amorebieta-Etxano y Durango. En ellas pedirá una limpieza urgente de la zona afectada por los vertidos, «que pueden acarrear problemas graves de salud», y la apertura de un expediente sancionador.

Temas

Iurreta