La Corporación de Durango retrasa la aprobación de sus liberaciones y dietas

El PNV solicitó en el pleno que los ocho representantes pudieran sentarse juntos. / M. DÍAZ
El PNV solicitó en el pleno que los ocho representantes pudieran sentarse juntos. / M. DÍAZ

A petición del PNV, que pidió ayer al equipo de gobierno más tiempo para analizar la propuesta. El sueldo de la alcaldesa y concejales se tratará el lunes en pleno

MANUELA DÍAZDURANGO.

Muchas caras nuevas, nervios y cordialidad. Ayer, el Ayuntamiento de Durango vivió su primer pleno en el que se aprobó una nueva estructura de gestión política. Cambios en las comisiones, cambios en las bancadas e incluso cambio de día y de hora en la celebración de la sesiones que pasarán a ser los últimos miércoles de mes a las 18.00horas. Se trataba de un pleno extraordinario para definir la nueva organización de comisiones, juntas y consejos de administración. De no haber sido retirado por petición del PNV, que demandó más tiempo, se hubiera aprobado también las liberaciones y dietas para los distintos partidos políticos. El salario de la alcaldesa, que se plantea rebajar un 40%, y del resto de ediles se volverá a tratar en un pleno, convocado para el lunes.

La alcaldesa, Ima Garrastatxu, aunque inició la jornada reconociendo su nerviosismo y pidió perdón de antemano por si cometía algún fallo propio de su posición de novata en el sillón presidencial, se mostró segura, al igual que el resto de portavoces que tomaron la palabra en el pleno. Todos ellos estuvieron de acuerdo en fijar el último miércoles para celebrar los plenos ordinarios a las seis de la tarde a fin de «garantizar la conciliación familiar y laboral», matizó la portavoz socialista Jesica Ruiz. «Queremos que la ciudadanía pueda venir y ver los plenos en vivo y en directo», insistió Julián Ríos, de Herriaren Eskubidea.

Una vez fijado el día, la portavoz del PNV, Mireia Elkoroiribe, solicitó que los ocho componentes de su grupo pudieran estar juntos, ya que ayer se repartieron en los dos extremos del hemiciclo. A la izquierda de la mesa presidencial con la alcaldesa Ima Garrastatxu y los tenientes de alcalde Julián Ríos e Iker Urkiza, se colocó EH Bildu y parte del PNV. Mientras que a la derecha se situaron los de Herriaren Eskubidea, seguido del PSE y el resto del grupo jeltzale, entre ellas Elkoroiribe.

Si bien su solicitud quedó en el aire, el nuevo equipo de Gobierno -Bildu y Herriaren Eskubidea- aprobó que en esta legislatura se pase de siete a tres comisiones informativas para favorecer la«modernización y simplificación». Se pretende también con esta medida garantizar la coordinación entre la parte técnica y política del Ayuntamiento, tal y como explicaron portavoces de EH Bildu y Herriaren Eskubidea.

«Mayor eficiencia y eficacia»

El portavoz de la coalición soberanista matizó que se trata de «un funcionamiento novedoso para Durango, que dará una mayor eficiencia y eficacia de la gestión» y que también cuenta con un cambio de representatividad en las comisiones que pasan de dividirse en función de los votos como sucedía antes a fijar el número de representantes en función de los escaños. Así serán 3 de Bildu, 3 del PNV, 2 de Herriaren Eskubidea y 1 del PSE. Con el anterior sistema, la configuración hubiera sido 4-3-2-1.

Sin embargo, la oposición se mostró reticente a esta nueva estructura. Ruiz aseguró que una comisión al mes era insuficiente puesto que incluyen puntos muy dispares. Su propuesta pasaba por cinco comisiones y reuniones quincenales en lugar de mensuales. Además, aseguró que esta nueva organización no supondrá tanto ahorro como dice el equipo de gobierno. «Se acabará demostrando que el ahorro no llegará a 25.000 euros al año», apuntó.

Elkoroiribe explicó que la propuesta jeltzale pasa por cuatro comisiones, de manera que la de Territorios se divida en Urbanismo y Obras y Promoción Económica. «Es importante para garantizar los grandes retos de Durango, como es dinamizar el comercio, renovar la plaza del mercado, abordar el actual contexto de transición tecnológica en el sector de la automoción y el avance de la sostenibilidad».

Solicitó también dos reuniones al mes e incluir la participación en las comisiones de gobierno, ya que «las políticas del Ayuntamiento tiene que ser una de las máximas en la forma de hacer politica». Una petición que, en palabras de Julián Ríos, «ya lo hemos practicado desde la oposición». Llamó a la calma, asegurando que con una reunión al mes es suficiente. «Todos los temas se van a tratar, y no se va a dejar nada en el tintero o en los cajones como sucedía antes».

El PNV, por su parte, aseguraba a través de un comunicado divulgado poco antes del pleno que el ahorro al que alude el equipo de Gobierno con la reducción de comisiones y sueldos no es tal y trata de «confundir a la ciudadanía. El único ahorro planteado consiste en la reducción de las retribuciones de la oposición y en la disminución del número de comisiones». Un hecho que, a su juicio, «dificulta claramente la actividad de las comisiones, así como la necesaria labor de oposición». El aumento de cinco a ocho liberaciones acarreará un coste de 302.500 euros y seguridad social, es decir 8.000 euros más que en la pasada legislatura. Advierten, además, que el equipo de gobierno ha duplicado sus cargos liberados, pasando de tres a seis -4 EH Bildu y 2 Herriaren Eskubidea-, con un incremento del coste salarial de 45.358 euros, a los que se añadirían los gastos de la seguridad social.

Temas

Durango