El concurso de marmitako marca un nuevo récord de participación al rozar los 5.000

El marmitako llenará de sabor y ambiente las calles de Amorebieta el sábado. /MAIKA SALGUERO
El marmitako llenará de sabor y ambiente las calles de Amorebieta el sábado. / MAIKA SALGUERO

La inscripción de 278 cuadrillas, una veintena más que el pasado año, ha obligado a ampliar los espacios para este sábado

NAKIKARI CAYADOAMOREBIERTA-ETXANO

Nervios, incertidumbre y muchas ganas de que llege el sábado. Este ambiente se respiraba este martes por la mañana en el centro Zelaieta de Amorebieta-Etxano. El técnico de la Fundación Ametx, David Murillo, se encargó de sortear los espacios que ocuparán las 278 cuadrillas, una veintena más que el pasado año, en el multitudinario concurso de marmitako. El certamen sigue imparable y vuelve a batir récord de participación al llegar a rozar un total de 5.000 personas.

«Es un día entero de fiesta, para nosotros es el mejor de todos los 'Cármenes' y es evidente que para mucha gente, porque cada año se suman más», apuntaba Pili Lauzirika minutos antes de entrar al auditorio donde se llevaría a cabo el sorteo. A ella le daba igual la ubicación que les correspondería. «Ese día hay ambiente mires donde mires. Nosotros vamos a pasárnoslo bien en cuadrilla y oye, si ganamos, mejor que mejor», aseguraba.

Otros participantes aspiraban a lograr un espacio cercano al escenario de Zubiondo, donde se presentan las cazuelas. «Algún año ya nos ha tocado tener que venir desde lejos con la cazuela y es un poco coñazo, a ver si nos toca cerquita esta vez», señalaban.

La masiva participación ha obligado a la organización a añadir más espacios para el concurso, que convierte a todo el municipio en un gigantesco comedor al aire libre. Será el sábado cuando el olor a marmita se extienda porArraibi, San Juan, el entorno de Nafarroa y Jauregibarria, pasando por el parque Zelaieta y Harrison. La zona de la plaza Zubiondo se ha ampliado para este año, abarcando también el paseo Enrike Renteria ubicado a la otra orilla del río.

A falta de dos días para el esperado concurso, cada grupo va preparando el material y poniendo a punto los fogones festivos. «Yo ya tengo algunos ingredientes comprados, hay que estar bien preparados», deatallaba Pili Lauzirika. Y es que desde primera horadel día, Amorebieta será un auténtico ir y venir de delantales y cazuelas. Sus acondicionados espacios para la ocasión animarán a quienes se acerquen a saborear una serie de entremeses para hacer boca mientras se prepara con tiempo y mucho mimo el saborso marmitako con el que llevarse alguno de los tres premios, que consistirián en varias cestas con productos locales y delantales.