Comienzan en Iurreta las obras que harán de la N-634 un bulevar a principios de 2020

Fotomontaje de la transformación de parte del tramo de la N-634 con las obras que acaban de arrancar. / AYTO.
Fotomontaje de la transformación de parte del tramo de la N-634 con las obras que acaban de arrancar. / AYTO.

NAHIKARI CAYADO IURRETA

Las máquinas ya comienzan a asomar al pie de la carretera N-634 a su paso por el centro de la localidad. A lo largo de los próximos ocho meses se afanarán para transformar en bulevar los 700 metros del transitado vial que discurren entre la calle Maspe y la rotonda de Goiuria y dividen en dos al municipio. Una vez los trabajos estén finalizados, la carretera se convertirá en una travesía urbana que hará posible la convivencia entre vehículos y peatones a comienzos del próximo año.

Para calmar el tráfico rodado que discurre por la zona se instalarán dos nuevas rotondas, que a su vez favorecerán la conectividad con el entramado viario urbano. La primera de ellas se situará a la altura de la calle Fray Juan Askondo y contará con cuatro ramales, uno que dará continuidad a la N-634, otro enfocado al sur hacia la calle Askondo, un tercero al norte que enlazará con el aparcamiento y otro orientado al futuro desarrollo urbanístico previsto en Iurreta.

La segunda glorieta, en cambio, se ubicará a la altura de la calle Francisco Ibarra y contará con tres ramales. Uno de ellos dará continuidad a la vía N-634, otro que se dirigirá a la rotonda que permite el acceso a Goiuria y un tercer ramal que conectará con Francisco Ibarra, permitiendo tanto las entradas como las salidas de vehículos.

El proyecto incluye también cinco pasos de cebra elevados que irán acompañados de semáforos para mayor seguridad. Dos de ellos irán ubicados a la altura de los números 25 y 5 de la calle Bidebarrieta, el tercero en la continuación de la calle Bixente Kapanaga, y el cuarto, a 40 metros de la segunda rotonda para dar accesibilidad a la plaza del Ayuntamiento. El quinto irá situado junto a las dos paradas de Bizkaibus, en el punto donde se ubica el paso subterráneo y el ascensor.

1,5 millones de euros

Para llevar a cabo esta reforma se trasladará el eje central de la vía actual hacia el norte. El nuevo vial, además, tendrá una única calzada de dos carriles, uno por sentido, a excepción de la zona junto a la rotonda de Goiuria, en la que la calzada contará hasta con cuatro carriles.

La Diputación y el Ayuntamiento invertirán 1.556.000 euros en el proyecto para la reordenación del tráfico y garantizar la permeabilidad peatonal transversal, de los cuales el Ayuntamiento sufragará 922.505 euros, mientras que la institución foral hará frente a los 634.460 euros restantes.

Bidebarrieta

Una vez finalizada la transformación de la N-634, el Ayuntamiento tiene previsto acometer la reforma integral de la calle Bidebarrieta, que discurre de forma paralela a la carretera nacional. El desarollo de este proyecto y el inicio de las obras para humanizar la N-634 fueron dadas a conocer por el alcalde de la localidad, Iñaki Totorikaguena, en la presentación del programa del PNV para las próximas elecciones, cuya candidatura vuelve a liderar. En Bidebarrieta se ensancharán las aceras y reordenarán los aparcamientos a fin de crear «un espacio más amable y accesible. Se trata de la última calle que nos queda mejorar

Temas

Iurreta