El colegio Zelaieta arranca el curso con destrozos en el área de juegos

Los columpios han sido precintados para evitar que los menores puedan hacerse una avería. /  E. C.
Los columpios han sido precintados para evitar que los menores puedan hacerse una avería. / E. C.

Desde el centro se sienten abandonados por el Ayuntamiento, mientras que el alcalde atribuye a estas fechas la demora en la reparación de los ataques vandálicos

NAHIKARI CAYADO ABADIÑO.

El verano exhala sus últimos suspiros mientras las aulas se preparan para el inicio de lasclases. El primer día de colegio en el colegio público Zelaieta de Abadiño comienza hoy sin el espacio de juegos. Los columpios han sido precintados por el Ayuntamiento ante los ataques de vandalismo que sufrieron hace unos días. «Es una vergüenza el estado en que se encuentran, da pena», lamentaban ayer desde la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del centro.

El colectivo se queja de que «llevan más de una semana destrozados». En este sentido, lamentan, además, que «lo peor de todo es que no es la primera vez que ocurre, es una semana sí y una no. Los arreglaron antes de verano y para la vuelta al colegio nos los encontramos así, no hay derecho», informaba ayer una madre del centro.

Uno de los columpios destrozados ha tenido que ser precintado por la peligrosidad que conlleva al haber destrozado las maderas. «Pueden causar una gran avería a cualquier menor», detallan desde el Consistorio conscientes de que los daños han sido causados con alevosía. «Para romper unos columpios así, hay que hacer fuerza», sostienen.

Desde el colectivo de padres y madres del centro lamentan la falta de respuesta que han tenido por parte del Ayuntamiento tras denunciar esta incidencia a través del servicio de whatsapp que recientemente ha puesto en marcha la Administración local. Temen, además, que ante estos hechos se opte por cerrar el patio al público fuera del horario lectivo. «Nos sentimos abandonados. Además de la triste situación en la que se encuentran los columpios, el entorno del centro escolar está muy deteriorado, por no hablar de la cubierta de patio que sigue sin hacer su función y cada vez que llueve el agua alcanza cualquier rincón de la cancha», censuran.

En respuesta al malestar vecinal, el alcalde abadiñarra, José Luis Navarro, aclara que se encuentra a la espera de que las empresas responsables «nos den el material necesario para poder arreglar los columpios cuanto antes. Las firmas con las que trabajamos han cerrado en agosto. Además, no tienen stock, por lo que tenemos que esperar a que nos manden las maderas y los recambios que necesitamos».

Navarro reconocía que los actos vandálicos tanto en este colegio como en el de Matiena se han repetido en varias ocasiones, por lo que desde el Ayuntamiento están estudiando las medidas que piensan adoptar «muy pronto».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos