Cangrejos con más de 500 millones de años

Manu Gañán, entre Enrike y Leire Huerta, e Igor Notario, en Hontza./ E. C.
Manu Gañán, entre Enrike y Leire Huerta, e Igor Notario, en Hontza. / E. C.

El Museo Hontza de Mañaria exhibe fósiles de los trilobites, artrópodos que desaparecieron de los mares hace más de 200 millones de años

NAHIKARI CAYAD0 MAÑARIA.

El único Museo de Ciencias Naturales de la provincia vuelve a sorprender al público que se acerca hasta Mañaria con una exposición de fósiles de trilobites, artrópodos antepasados de los cangrejos y escorpiones que conocemos hoy en día y que desaparecieron de los mares del planeta hace más de 200 millones de años, al finalizar la Era Primaria. Algunos de estos ejemplares que completan la exposición 'El Paleozoico' tienen una edad cercana a los 550 millones de años y proceden de diferentes lugares del mundo como Rusia y Marruecos , así como regiones más cercanas como León o Aragón, conocido por la presencia de una importante fauna de estos artrópodos marinos y criaturas que vivieron junto a ellos, tal y como informa Enrike Huerta, fundador de Hontza.

A través de la información contenida en los paneles, los visitantes podrán descubrir algunas de las cualidades más sorprendentes de este tipo de animales. Esta muestra, que ya preside el espacio dedicado a las exposiciones monográficas, se convierte en un elemento nuevo que complementa el espaciodestinado a exposiciones itinerantes y reemplaza a la de 'Arenas del mundo'.

El museo y centro de interpretación geológica Luberri de Oiartzun, ha completado la exposición 'El Paleozoico', que presenta unos 45 ejemplares de trilobites este periodo. Una época que abarca desde la proliferación de animales con concha o exoesqueleto hasta el momento en que el mundo empezó a ser dominado por grandes reptiles y por plantas relativamente modernas, como las coníferas.

El geológo Manu Gañán, representante de Luberri, es el comisario de la exposición 'El Paleozoico' que se puede ver enHontza. Esta exclusiva muestra contribuirá a engrosar el número de visitantes que Hontza ha recibido desde su apertura en noviembre de 2014 y que se elevan a más de 10.000 personas. «Teniendo en cuenta dónde está ubicado el museo, no está nada mal, pero me gustaría que se visualizase más», confiesa Enrike Huerta.

Traslado a Durango

El malacólogo durangués reconoce también que vería su sueño hecho realidad si consiguiese trasladar el museo de Mañaria hasta Durango, donde considera que «la gente podría visitarlo más. Lo que ofrece Hontza, no lo ofrece ningún museo más en la provincia». Y razón no le falta, ya que ha conseguido reunir un fondo cercano a los 38.000 ejemplares de animales informatizados, de los cuales 1.500 se exponen en los dos plantas del palacio Zumelaga, edificio en el que vivió y murió el escritor Evaristo Bustintza Kirikiño, que ocupa Hontza.

Entre los llamativos ejemplares que se muestran en Mañaria se encuentra un albatros errante de mayor envergadura alar, así como la parte superior de una jirafa que llegó a medir 5,98 metros de altura. Se puede ver también el cangrejo más grande del mundo, junto a diversas conchas, insectos, crustáceos y otras especies procedentes de diferentes lugares. De igual manera, las vitrinas del Museo de Ciencias Naturales muestran prestigiosas colecciones de botánica, fungi, geología y paleontología.

Temas

Durango