Campos sin homologar para el deporte escolar en los centros de Matiena

N. CAYADO ABADIÑO.

El rifirafe entre el alcalde de Abadiño, José Luis Navarro, y el portavoz de EH Bildu y a su vez profesor en el centro escolar de Matiena, Mikel Urrutia, sigue activo. El último reproche ha partido de este último. «Sin autocritica se repiten los mismos errores», advierte, al tiempo que lamenta que, «lejos de rebatir nuestros argumentos sobre su mala gestión, ha preferido sacar pecho». Se refiere a las gestiones llevadas a cabo por parte de la administración local con Navarro a la cabeza, como es el caso del pabellón multiusos.

Urrutia critica que su construcción fue «deprisa y corriendo, sin hacer un análisis pausado de su funcionalidad», al igual que lo fue, bajo su punto de vista, el rocódromo, que ha estado inoperativo durante dos años. Continúa sus criticas señalando que los campos de cemento ubicados detrás del centro escolar «no están homologados para el deporte escolar, motivo, por el que jóvenes tienen que ir a Berriz a jugar sus partidos».

Urrutia tampoco olvida la cubierta del patio del colegio de Zelaieta, objeto de críticas también por parte de las madres y los padres del centro. El portavoz de la coalición soberanista señala que el equipo de gobierno la tuvo abierto, a pesar de que dos informes técnicos que aseguraban que incumplía las mínimas condiciones exigibles de seguridad». Una vez ha sido cambiada la cubierta, las quejas por la entrada de lluvia y las corrientes de aire son continuas. «El Consistorio responde que no es una de sus prioridades, pero los olivos si deben de serlo», critica.

En lo referente a la necesidad de un edificio de calidad para la educación infantil, el portavoz de EH Bildu afirma estar de acuerdo, pero matiza que «al ser competencia del Gobierno vasco, nuestra labor debe ser exigir a dicha institución que afronte su coste, y no hacer operaciones urbanísticas para poder costearlo»

 

Fotos

Vídeos