Un cálido paso subterráneo para Iurreta

Los vistosos tableros instalados en el paso de Olaburu tienen propiedades antigraffitis. / E. C.
Los vistosos tableros instalados en el paso de Olaburu tienen propiedades antigraffitis. / E. C.

Concluyen las obras de la segunda fase para mejorar la seguridad en el túnel que une la plaza con el centro

NAHIKARI CAYADO IURRETA.

El transitado paso subterráneo Olaburu de Iurreta ha dado un cambio radical a su imagen. Atrás quedan los deteriorados murales que recogían diversos aspectos de la cultura local. Dibujos con relieve pintados con mucho cuidado donde se podían apreciar las peleas de carneros y arrastre de bueyes, características de las fiestas patronales de San Miguel. El paso del tiempo y la humedad habían hecho mella en los murales, oscureciendo aún más este transitado paso que une la plaza Aita San Miguel y el núcleo urbano. Unos tableros de ocho colores cálidos dan claridad a la zona, mejorando la seguridad y la imagen del túnel.

La transformación ha concluido con la segunda fase, que ha consistido en el revestimiento de la pared sur. Un total de 300 metros cuadrados que han sido cubiertos con el mismo material de tableros fenólicos con propiedades antigraffitis que se instalaron en la primera fase, aunque en esta ocasión se ha utilizado una gama de ocho colores cálidos.

Las obras, que también se han centrado en el pintado del techo, se han llevado a cabo a lo largo del pasado mes y han contado con una partida económica de 37.980 euros.

La primera fase en cambio, se desarrolló a lo largo del pasado verano. Entonces ya se procedió a sustituir toda la iluminación y se optó por 94 luminarias de tecnología LED, con el fin de que fueran más sostenibles y económicas. De hecho, fuentes municipales esperaban un ahorro de consumo de en torno a 69.224 Kwh al año, al pasarse de 105.865 a 36.617.

60.000 euros

Para minimizar los efectos de las filtraciones de agua por la pared norte, junto a la acera peatonal, se procedió a colocar unos vistosos paneles de aluminio, compuestos por el mismo material que los que se han implantdo en la segunda fase, pero con colores más fríos. En total, el Ayuntamiento ha invertido aproximadamente 60.000 euros en estas dos actuaciones.

Con estas dos actuaciones Iurreta ha conseguido dar un profundo lavado de cara al paso que une los dos extremos de la localidad y que es transitado tanto por vehículos como por peatones. Sobre el paso se encuentra la N-634 que está siendo sometida a un importante proyecto para transformarla en bulevar a principios del próximo año.

Temas

Iurreta