La cabra autóctona vasca evidenciará un ligero incremento en Mañaria

La cuarta edición del concurso monográfico de Euskadi que se celebra desde hace cuatro años reunirá el domingo a 149 ejemplares de las tres provincias

NAHIKARI CAYADO DURANGO.

Su vientre de color fuego y su brillante pelaje negro azabache dan nombre a la cabra autóctona vasca, azpigorri, que se exhibirá en el cuarto Concurso de Euskadi que se celebrará en Mañaria el domingo. El hecho de que sea un animal «muy rústico y su naturaleza hace que la cabra no sea fácil de manejar», es en opinión de Laura Estévez, de Euskadiko Azpi Gorri Federazioa (EAFE), la principal causa de que sea una raza en extinción a pesar de haber experimentado un ligero incremento en el censo.

Los últimos datos censales de enero de 2019 cifran en Euskadi a 1.300 animales caprinos repartidos entre las tres provincias. Cifra que, a pesar del «ligero» incremento en los últimos dos años, preocupa a este sector. La Federación unió sus fuerzas hace cuatro años para preservar la diversidad de la raza y mantenerla para generaciones futuras. De esta manera nació el concurso de Mañaria, que el domingo celebra su cuarta edición.

La iniciativa parece que está recogiendo sus frutos, pues contará con «más participación que nunca>>. Reunirá a 149 animales de 17 ganaderías de las tres provincias. En el concurso se valorarán las características morfológicas de la raza, donde participarán 21 lotes de cabras con un total de 126 cabezas. Cada lote estará formado por seis hembras. Participaran también 23 machos de quince ganaderos. «El de Mañaria es un escaparate importante que se ha convertido en una cita muy esperada», matizan.

Asado de cabritos

La exposición al público comenzará a las 10.00 horas, y tres horas después, se darán a conocer los ganadores de los concursos que este año contarán con una novedad. Además de los premios por sección de hembras, lotes y machos, esta última estará dividida en tres secciones: cabritos de 1 a 3 años, semental joven de 3 a 4 años y los chivos más mayores. El concurso, que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Mañaria, el Gobierno vasco y la Diputación de Bizkaia, ofrecerá un asado de cabritos a partir del mediodía.

El concurso clausurará el domingo la semana cultural de Mañaria e irá enmarcado en la tradicional feria que celebra su vigésimo tercera edición. Pero mañana por la mañana habrá una excursión de espeleología, mientras que a las siete de la tarde habrá un concierto coral en la parroquia.