Bizkaia inicia el giro a una nueva movilidad con un bidegorri para unir el Duranguesado

Recreación del bidegorri, que discurrirá por terrenos paralelos a la A-8./E. C.
Recreación del bidegorri, que discurrirá por terrenos paralelos a la A-8. / E. C.

El carril-bici, de 13 kilómetros, enlazará en una primera fase Erletxes, Amorebieta y Durango y costará doce millones de euros

Izaskun Errazti
IZASKUN ERRAZTI

El diputado general, Unai Rementeria, anunció a finales de octubre su propósito de iniciar el giro hacia una nueva movilidad en Bizkaia y convertir la bicicleta en un medio de transporte habitual para reducir el uso del vehículo privado. Admitió que habría que esperar «años, incluso décadas, para verlo», pero afirmó que se trata de una apuesta «decidida» y comprometió una partida de 10 millones de euros en el presupuesto foral de este año para echar a andar y empezar «cuanto antes» a tejer una red de bidegorris interurbanos. El primero de ellos, que ya está definido sobre el papel, permitirá enlazar las localidades del Duranguesado.

En un encuentro de rendición de cuentas celebrado el sábado en la comarca, el máximo responsable foral explicó ante un centenar de vecinos que el futuro carril-bici se desarrollará por fases. La primera, de 13 kilómetros de longitud, permitirá conectar Erletxes, Amorebieta y Durango. El bidegorri discurrirá paralelo a la autopista A-8, lo que, según destacó Rementeria, facilitará «enormemente» los trabajos y toda la burocracia del proyecto, porque los terrenos ya son propiedad de la Diputación. Según ha podido saber este periódico, la inversión será potente y rondará los 12 millones de euros.

«Tren, bici y zapatilla. Ese es mi modelo de movilidad para Bizkaia», trasladó el dirigente jeltzale a los vecinos, a quienes mostró algunas imágenes orientativas del plan. «Si no hay infraestructura no habrá cultura de la bicicleta. Y estamos en una comarca muy txirrindulari que necesita un bidegorri para circular seguro y poder desplazarse en bicicleta», insistió.

343 kilómetros exclusivos para bicicletas hay ya en Bizkaia, El 84,7% de los bidegorris operativos son municipales, frente al 15,3% de titularidad foral.

Hacia Zaldibar y Elorrio

El diputado general indicó a los asistentes que el carril-bici diseñado para el Duranguesado, que se extenderá en el futuro hacia Zaldibar y Elorrio, «es un ejemplo perfecto de lo que queremos. Movilidad, sostenibilidad y calidad de vida. Una Bizkaia mejor, más verde, más moderna y más saludable». Rementeria no dio más detalles sobre cuáles serán los próximos trazados para bicicletas que impulsará la institución foral en el territorio. No obstante, hace una semanas, él mismo mantuvo un encuentro con los alcaldes de Basauri, Galdakao, Arrigorriaga, Ugao y Zeberio para abordar la movilidad con este medio de transporte en la comarca.

La Diputación, que ha mirado al norte de Europa, «a países como Holanda y Alemania» para avanzar en esta idea, gastará este año otros tres millones de euros para acondicionar dos nuevas vías ciclistas que unirán Santurtzi con el bidegorri de La Arena y con Zierbena. Pero las primeras pedaladas se dieron tiempo atrás, en 2003, con la puesta en marcha del Plan Director Ciclable (PDC) de Bizkaia. En aquel momento, el número de kilómetros exclusivos para bicicletas ascendía a 54. Quince años después, se han alcanzado los 343 kilómetros. El 39% del total de vías planificadas ya está en servicio. Una cifra que crecerá un punto cuando se sumen a la red los ocho kilómetros que ahora están en construcción. El 84,7% de los bidegorris operativos son municipales, frente al 15,3% forales.

El pasado año arrancó la redacción del Plan Territorial Sectorial (PTS) de vías ciclistas, que determinará las grandes arterias para la movilidad en bicicleta en Bizkaia, los plazos y recursos para su desarrollo.

 

Fotos

Vídeos