EH Bildu echa mano de espacios en desuso para mayores, jóvenes y menores

MANUELA DÍAZ DURANGO.

EH Bildu ha recogido en su programa buena parte de las aportaciones en las asambleas de barrio. Ayer anunció su intención de crear espacios de barrio destinados al uso de personas mayores, jóvenes y menores en edificio o locales públicos. Según explicaron se habilitaría para cuatro locales en desuso y vacíos, se abriría al público Landako Gunea los días que no tenga actividad y se construiría el centro cívico de Aramotz, que se lleva demandando desde hace décadas.

Los cuatro edificios vacíos, que requerirían de un lavado de cara, serían la orre Murueta, en la que hace años se desechó la intención de trasladar Kirolene. Ubicada junto a la escuela de Landako es a su juicio el lugar idóneo para menores y jóvenes y podría acoger una zona para mayores y la asociación del barrio. Más inversión requeriría el caserío Kapitanea que requería de una rehabilitación del interior para generar un espacio para las personas mayores y la asociación San Fausto y que reservaría el exterior para que los niños puedan jugar. Para Juan de Itziar y Antso-Estegiz destinarían uno de los locales vacíos que el Gobierno vasco tiene en la zona. Mientras que el antiguo edificio de Correos, una década en desuso, sería idóneo para una ludoteca, un gazte-leku y aulas de estudio. «Se buscará que sea un lugar que puedan usar las asociaciones», explicaron.

Consideran que las posibilidades de Landako Gunea son numerosas, por lo que los días sin actividad se podría dedicar a área de juego y a la gente mayor, disponiendo de bancos y máquinas de ejercicio y gimnasia.

Temas

Durango