Atxondo se vuelca en la inclusión «efectiva» de personas refugiadas

Albergue de Axpe que en verano suele acoger a menores saharuis. / E. C.
Albergue de Axpe que en verano suele acoger a menores saharuis. / E. C.

El Ayuntamiento acogerá el martes un encuentro sobre la atención a los cinco migrantes que tendrán cabida en el albergue de Axpe durante cuatro meses

NAHIKARI CAYADO ATXONDO.

Las guerras, el hambre, la pobreza extrema, la persecución política, la desposesión de su territorio o razones de género. Son cientos los motivos por los que las personas se ven obligados a exiliarse y buscar refugio en otros países. Realizan un duro y largo viaje para llegar a territorios seguros en los que buscan comenzar una nueva vida, digna y llena de oportunidades. Para colaborar en su inserción a esta sociedad, el municipio de Atxondo quiere convertirse en lugar de acogida para todas aquellas personas que se ven obligadas a dejar atrás sus tierras, sus orígenes y sus familias.

Al igual que ya lo han hecho las localidades vecinas de Arrigorriaga, Gernika, Bakio o Ermua, se ha decidido ayudar a las personas refugiadas. «No podemos darles la espalda, es hora de que entendamos que esto es también nuestra responsabilidad», señalan desde el colectivo Atxondo Harrera Herria creado para este cometido. Personas a nivel individual, asociaciones y el Ayuntamiento de la localidad han unido fuerzas pra poner a su disposición el albergue Axpe durante cuatro meses. Con esta iniciativa pretenden «ofrecerles una acogida integral que les sirva para descansar cuerpo y mente de sus duros procesos migratorios, que puedan decidir con tranquilidad sobre su futuro. Y si optaran por permanecer entre nosotros, queremos trabajar con ellos para conseguir una inclusión efectiva en nuestro entorno»

Reunión abierta

Los impulsores de esta campaña rechazan de plano el concepto de la «caridad». Su labor se basa exclusivamente en «acompañamiento, asesoramiento y orientación, ofreciendo tanto recursos humanos como materiales». Es por ello que les enseñarán las dos lenguas habladas en Euskal Herria y les ofrecerán las herramientas necesarias para que sean personas libres e independientes. «No somos sus tutores y no podemos decidir por ellos y ellas. No es lo que queremos, y tampoco es lo que se merecen», matizan.

Atxondo Harrera Herria es, ante todo, «un proyecto del pueblo, horizontal, antirracista, político y humano, a la vez que transformador». Para llevar a cabo esta iniciativa, se formarán grupos de trabajo con la idea de darles clases de castellano y/o de euskera, introducirles en diferentes grupos culturales y/o deportivos, así como acompañarles a sus citas con el médico o los servicios sociales, entre otros.

Para poner en marcha laa iniciativa se celebrará una reunión esta tarde, a las 18.30 horas, en el salón de plenos. A ella están invitadas tanto las personas que residen en el municipio como en el resto de la comarca. La intención es ofrecer el albergue a cinco refugiados, para lo que «necesitaremos la solidaridad y ayuda de todo el pueblo».

Temas

Atxondo