Atxondo licita la reordenación del entorno de Ganboko

Zona de Ganboko que se urbanizará para ofrecer una mayor seguridad al peatón. / N. CAYADO
Zona de Ganboko que se urbanizará para ofrecer una mayor seguridad al peatón. / N. CAYADO

Pretende ganar en seguridad a través de espacios peatonales y accesibles, y la ordenación del tráfico y zonas de aparcamiento

NAHIKARI CAYADO ATXONDO.

Uno de los proyectos más emblemáticos del Ayuntamiento de Atxondo, la reurbanización del entorno de Ganboko, se pondrá en marcha este invierno, tal y como dio a conocer el alcalde de la localidad, David Cobos, tras el pleno del pasado martes. En la sesión se aprobó, con la absteción del PNV, sacar a concurso la licitación de las obras, con un montante que ronda los 347.402 euros. Con estas obras se pretende acondicionar la zona adyacente al consultorio médico y al Consistorio, creando espacios peatonales más seguros y accesibles, limitando y ordenando el tráfico y las zonas de estacionamiento a puntos bien ordenados, y donde menos molestias generen. «El objetivo claro es ganar en seguridad, además Atxondo no es un pueblo muy grande y se puede acceder caminando sin problema a los establecimientos», apuntó el primer edil.

La ejecución de este proyecto surgió del proceso participativo Kale Irekiak, llevado a cabo hace dos años y en el que tomaron parte diversos colectivos para abordar las necesidades del municipio en materia de accesibilidad y aparcamiento, entre otros aspectos. De hecho, en una primera fase ya se ha llevado a cabo la peatonalización del entorno de la casa consistorial. «Es cierto que al principio los vecinos se extrañaron al no poder introducir el coche hasta la plaza como lo hacían antes, pero ya se han acostumbrado y han visto que es más seguro para el pueblo», apostilló Cobos.

Discrepancias

El lavado de cara de Ganboko supondrá un desembolso de 347.402,01 euros para el Ayuntamiento, cantidad establecida tras dar luz verde a una modificación presupuestaria. Ahora, se pone en marcha el proceso de licitación para contratar a la empresa que ejecutará las obras.

El acuerdo se adoptó en el último pleno con la mayoría de votos del partido gobernante, EH Bildu. Desde la oposición, el grupo jeltzale optó por abstenerse tras discrepar con los criterios que han sido establecidos a la hora de seleccionar la empresa. Mostraron su disconformidad con la valoración de la oferta económica, así como con la mejora de la red de aguas por optarse a implantar tuberías de fundición en lugar de tubos de polietileno.

El portavoz del PNV, Gorka Garate, señaló que «estaría bien que para la ejecución de las obras se contratase a trabajadores locales». Su demanda obtuvo la rápida respuesta de el regidor. «Aunque una empresa venga a trabajar a la localidad, no se va a generar más empleo. Ellos ya tienen su plantilla completa y no van a echar a nadie a la calle, ya que eso supondría meter a un parado para sacar a otro», matizó David Cobos.

Las empresas interesadas en tomar parte en este proycto tendrán un plazo de veinte días naturales desde el siguiente día en el que se publique el anuncio de licitación para presentar sus propuestas. El plazo para culminar las obras será de seis meses.

Temas

Atxondo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos