ACTOS PARA HOY

El arraigo de la tradición ambienta Larrea

Udabarri. Los más jóvenes ambientaron con sus danzas la fiesta del Carmen en el barrio de Larrea. / NAHIKARI CAYADO
Udabarri. Los más jóvenes ambientaron con sus danzas la fiesta del Carmen en el barrio de Larrea. / NAHIKARI CAYADO

Numerosas personas se acercaron ayer al barrio zornotzarra para honrar a la virgen del Carmen, patrona de Amorebieta, y disfrutar con el folklore y el deporte rural

NAHIKARI CAYADO AMOREBIETA-ETXANO.

«Nosotros venimos siempre, es una larga tradición que llevamos viviendo desde pequeños y que ha ido pasando de generación en generación, de abuelos a hijos y ahora a los nietos», relataban Ángela Carrillo y Carlos Euba. Este matrimonio zornotzarra procura no perderse el encuentro de ayer en Larrea para celebrar la fiesta del Carmen, patrona de Amorebieta-Etxano. «Alguna vez incluso he pedido fiesta en el trabajo para venir», añadía el esposo.

A pesar de que el tiempo no acompañaba, centenares de personas se animaron a participar en el tradicional festejo en la que prima un ambiente familiar, en armonía y con buen humor. «Es el día más importante para la gente que vivimos aquí, pero también se aproximan personas de otros municipios porque el ambiente que se crea es realmente bonito», afirmaba la zornotzarra Madalena Maguregi. Así lo corroboraba Margarita Landeta. Pese a residir en Larrabetzu, comparte este día tan importante con los zornotzarras: «Vengo todos los años a pasar el día. Aunque en mi familia no haya ninguna Carmen, nos encanta venir porque la misa en la calle es preciosa».

19.00.
Teatro Ganso&Cia 'Babo Royal' en Andra Mari
20.30.
Concurso de Play back entre cuadrillas en Ixerbekoa.
22.00.
Guda Dantza e Itaca en la plaza Zubiondo.
22.30.
Danza con Maduixa en la Herriko plaza.

La jornada comenzó con la tradicional misa al mediodía. Aunque en un principio parecía que la lluvia iba a dar tregua al sol, nada más lejos de realidad. Minutos después de que empezase la ceremonia, comenzaron los chubascos. Aun así, la lluvia no aguó la fiesta. Paraguas en mano, los feligreses tomaron parte en la misa que, por motivos meteorológicos, fue algo más corta de lo habitual.

«Es una pena que llueva tanto, la verdad que llevábamos años viviendo este día con mucho calor... pero que le vamos a hacer. Yo por si acaso había venido preparada con mi paraguas», apuntaba Enriqueta, quien aseguró vivir este día con especial emoción. «Mi madre se llamaba Carmen y nunca faltaba a la cita, ahora le llevamos el relevo».

Así lo hicieron también Mikel Fernández y Alaitz Montero, que junto a su bebé, tampoco quisieron perderse este día tan especial. «Nosotros hemos venido toda la vida con los aitites, ahora que ya no están aquí seguimos». Para los niños Eider y Unai Aburto, al igual que para su prima, Izaro Pagaldai, la de ayer fue la primera vez que se acercaban a los actos que se organizan en Larrea en honor a la virgen del Carmen. «Lo que más nos gusta de las fiestas son las barracas», admitian los menores. Miren Ron, la madre de dos de ellos, quería que tuviean constancia de esta parte de la fiesta tan arraigada en la localidad.

A continuación, llegó el turno de los dantzaris, quienes pudieron demostrar sus actitudes ante la gran expectación de los congregados que pudieron cerrar sus paraguas para disfrutar del talento del grupo Udabarri. La romería Triki Piu amenizó la jornada mientras que las campas de Larrea acogían deporte rural y la musica de los txistulares de Udazken. «El día de hoy es una larga tradición que sigue atrayendo a las nuevas generaciones. Un día precioso a pesar de la lluvia», subrayaba Sonia Maguregi.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos