Mikel Inunciaga: «Soy como un árbol, siempre mirando al cielo pero con las raíces bien arraigadas»

'Inun' vincula las letras de sus canciones a la cultura euskaldun. / E. C.
'Inun' vincula las letras de sus canciones a la cultura euskaldun. / E. C.

El músico zornotzarra presentará su tercer disco mañana, a las 23.30 horas en Zubiondo, dentro de los 'Cármenes'Mikel Inunciaga 'Inun' Cantautor

NAHIKARI CAYADO AMOREBIETA-ETXANO.

En plena gira de su tercer álbum 'Aingurak, 'Inun' hará una parada mañana para tocar en las fiestas de Amorebieta-Etxano, localidad que le vio nacer hace 35 años, aunque lleve una década residiendo en Bilbao. La actuación será en Zubiondo a las 23.30 horas. Mikel Inunciaga compagina la música con su trabajo como profesor de educación física. Desde que sus padres le regalasen su primera guitarra cuando era niño, no ha parado de tocar y de crear. En cuatro años ha grabado tres discos 'Berreginez' (2014), 'Da Nola' (2016) y 'Aingurak' (2018).

- ¿Cómo definiría Aingurak?

- Creo que es un disco en el que hay cierto peso en cuanto a las canciones, las letras y las melodías, de ahí viene su nombre Aingurak (Anclas). Sí que es cierto que no me gusta hacer discos excesivamente oscuros, por lo que en el álbum se pueden encontrar también pinceladas de canciones más ligeras o quizá no tan profundas.

- ¿Y su estilo?

- Intensas canciones y profundas letras que están estrechamente vinculadas con la cultura euskaldun. Soy como un árbol, siempre mirando al cielo pero con las raíces bien arraigadas. Podría hacer una lista interminable sobre los estilos en los que trabajo... es verdad que yo mamo la música que escucho, desde un pop súper facilón, hasta el jazz, pasando por los estilos como el soul, funky o el blues. Pero para resumirlo en una palabra, se podría definir como pop, eso sí con muchos matices.

- ¿En su anterior disco puso melodías a poemas de otros artistas, en este son suyas las letras?

- Yo suelo hacer las letras, pero también es cierto que tengo la suerte de tener amigos que escriben muy bien, por lo que les suelo pedir que colaboren. Me gusta compaginar mis canciones con las de los demás.

-¿De dónde le viene la inspiración?

- Al fin y al cabo, los sentimientos que tenemos los seres humanos son más o menos los mismos: amor, odio, tristeza... los sentimientos básicos están ahí, pero cada uno tiene susfiltros y su manera de expresarlos. Yo tengo el mío, me gusta expresar mis sensaciones a mi manera y desde la música.

«Apoyo del público»

- ¿Cuándo descubrió su pasión por la música?

- La verdad es que no hubo un momento clave, pero sí que me percaté desde pequeñito que tanto la música, como actuar o tocar instrumentos me atraían mucho. Entonces, un día, tras dar la lata varias veces a mis padres, me compraron una guitarra y comencé a dar mis primeros acordes, continué tocando en bandas durante la adolescencia y, al final del camino, comencé a crear mis propias canciones.

- Ha creado tres álbumes en el corto periodo de cuatro años, ¿cómo ha sido el proceso?

- Cuando algo te gusta de verdad y lo que sientes es una pasión... lo haces encantado. Todo depende del listón que se ponga cada uno. Yo en mi caso, como disfruto de la música y haciendo canciones, no me supone mucho esfuerzo, lo cual no quiere decir que no sea un trabajo arduo, muy técnico y de muchas horas, pero como se dice, sarna con gusto no pica y si gusta... uno lo hace encantado.

-¿Qué proyectos tiene en mente?

- De momento estoy centrado en terminar la gira y enseñar lo que hemos creado hasta ahora. Sí que es cierto que ahora mismo no tengo en mente nada nuevo, pero eso es justamente lo que quiero. En muy poco tiempo he vaciado una mochila que quiero que se vaya llenando. A pesar de todo, soy una persona creativa, por lo que seguro que en un par de años estaré con algo nuevo entre manos.

- ¿Cómo vive la cita de mañana?

- Cuando se toca en casa es como jugar un partido en tu propio campo, se podría decir que se cuenta con el apoyo del público, lo cual ya te hace empezar el concierto con cierta ventaja. Siempre se agradece estar rodeado de los tuyos y notar ese respaldo.