San Antón bendice a las mascotas en Urkiola

Perros y gatos, todos han acudido al templo de Urkiola./MANUELA DÍAZ
Perros y gatos, todos han acudido al templo de Urkiola. / MANUELA DÍAZ

Cada vez más personas acuden con sus animales a la tradicional cita para que sean rociadas con agua bendita

MANUELA DÍAZ

Como cada 17 de enero, los animales han sido los protagonistas de la jornada y han recibido la bendición para gozar de buena salud y bienestar. El Santuario de Urkiola, en Abadiño, recibía esta mañana a numerosas mascotas que pese al frío han sido rociadas con agua bendita. El encargado en esta ocasión ha sido Antonio Madinabeitia, de 86 años, el único misionero que permanece en el alto de Urkiola.

Tras bendecir los panes para los cientos de feligreses que asistieron a la misa mayor, se dirigió al exterior del templo para afirmar: «El Señor bendiga a este animal y que San Antón le proteja de todos los males del cuerpo» . Entre ellos, 'Lola', una Pinscher de 13 años, con su chubasquero rojo, se colaba menuda entre el resto de borden colin, perros ratoneros, Spaniel Bretón y varios pastores vascos. «Este tipo de tradiciones hay que mantenerlas vivas, tengas mascota o no», apuntaba Arantza Zatón, de Galdakao, habitual a esta cita y que por primera vez llegaba acompañada de una mascota, su perro Txistu, un bodegero de poco más de un año.

Según Madinabeitia, si bien el apogeo de esta fiesta no igualará la acogida de hace décadas, cada año se ven más animales por San Antón, el primer patrón de Urkiola. No obstante, la media de edad sigue siendo bastante elevada. «La gente joven ni siquiera se entera de que se bendicen animales en Urkiola», aseguraba Miguel Angel Jaio, de Abadiño.

 

Fotos

Vídeos